domingo, 29 de junio de 2014

FRASES DE MOMENTO EN MUNDIAL BRASIL 2014 V

Y MIS ÚLTIMOS TWEETS



“Los futbolistas representan lo que delegamos en ellos. Un sindicato, una universidad, una ciudad, un país entero".

"Colombia es un equipo que ha educado el movimiento a través del sentimiento, como medio para modelar sus impulsos y generar conocimiento en su juego colectivo”.

Colombia es pasión… por lo que hace, que le permite a la inteligencia encontrar la mejor forma de hacerlo”.

“Un entrenador es lo que sus jugadores quieren que sea”.


“Será muy duro para cualquiera de los dos -Brasil o Chile – recuperarse luego de 120´ minutos y tiros desde los 12 pasos para definir la clasificación,  en medio de una presión descomunal. Ha sido un desgaste tremendo. Esto le viene bien a Colombia”.

“Cuál rival te gustaría más para Colombia y sus mejores posibilidades: ¿Brasil y su actual presente deslucido, desajustado, criticado por la imagen que dejó a pesar de haber clasificado o Chile con su juego de velocidad, habilidad, ofensivo?

“Cuentan que al charro Moreno, jugador de River, en un partido le tiraron desde la tribuna y le golpearon la cabeza haciéndole una herida. Cuando terminó el primer tiempo, y llegó al vestuario el médico le preguntó: ¿y por qué no avisaste? Y el jugador dijo: Para qué; no le iba a dar la alegría al que me tiró eso de que había acertado. Y pensar que hoy en día los jugadores lo que más hacen en la cancha es simular que los han golpeado y así le saquen amarilla al rival o les piten un penalti”.

“Uruguay sabía que como equipo no es en este momento superior a Colombia. Pero se acogería a una reacción emocional a través del episodio Suárez. Ahí si existiría incertidumbre. Cuál sería la actitud comportamental en el plano psíquico de sus jugadores ante el partido”.
“Colombia ha jugado un partido de extrema concentración. Muy atento que sus recursos atencionales no se desgasten en lo accesorio, por no reconocer lo substancial. A la vez le concedió, esta actitud, aplicación, orden, eficacia en su gestión del juego, y lograr llegar a su objetivo”.

“Holanda puso al final del juego a dos delanteros altos, fuertes, de buen juego aéreo,  y apostó al pelotazo y centros.
México debió realizar rechazos dirigidos para contraatacar o para generar posesión de pelota y quitarle ritmo a su adversario”.

“México ganaba 1 a 0 y en los últimos 5 minutos perdió1 a 2. Ochoa fue su gran figura a través del partido, con sus espectaculares intervenciones. Holanda insistió siempre, utilizó variantes al final que le dieron resultado y obtuvo su recompensa”.

Jorge Luis Pinto lo tuve como entrenador en Santafé. Sé de su extraordinaria capacidad. Luego competimos como entrenadores. Grande profe. Un abrazo, felicitaciones”.



“A la definición desde los 12 pasos también se gana y se pierde. Es un instante dramático especialmente para los aficionados y para los familiares de quién patea”.

“El que va a patear… debe recorrer esa distancia desde media cancha hasta el punto de pénal solo o que algún compañero vaya con él, le vaya hablando y así llegué más tranquilo al instante de ejecutar”.

“A la hora de éstas definiciones es cuando hay que poner carácter... Y el fútbol no te desarrolla, ni te mejora el carácter… te lo revela”.

“Cuándo hay más presión en éstas definiciones: ¿Cuándo se es local y tu hinchada llenó el estadio o cuando se es visitante y hay pocos hinchas de tu equipo?.

“”Messi por ejemplo desde el 2007 hasta hoy ha jugado más de 600 partidos con viajes y todo. Hace rato no tiene vacaciones. Las presiones, estar tanto tiempo en estado de alerta para rendir al máximo, genera fatiga cognitiva que incluso hace más estragos que la fatiga física”.

“Ahora están en el mundial, luego del final de temporada, en donde jugaron cerca de 60 a 70 juegos y sus respectivos viajes. Por eso se han ido lesionando los mejores jugadores del planeta y hoy están ausentes y otros en su medio rendimiento, sin poder ofrecer todo en medio de su impotencia”.

“Cada partido hay más calor, humedad, sol, comienzan a jugar algunos partidos al mediodía, deshidratación. Terminan reventadísimos, Al límite y a punto de lesionarse”. 

sábado, 28 de junio de 2014

COLOMBIA GANÓ A URUGUAY Y RATIFICÓ SU SUPERIORIDAD

 
POR PRIMERA VEZ, LA SELECCIÓN CLASIFICÓ A CUARTOS DE FINAL EN UNA COPA DEL MUNDO.

“Colombia es un equipo que ha educado el movimiento a través del sentimiento, como medio para modelar sus impulsos y generar conocimiento en su juego colectivo”.

Uruguay sabía que como equipo no es en este momento superior a Colombia. Pero se acogería a una reacción emocional, a través del suceso Suárez. Ahí si existía la incertidumbre, la expectativa, de cuál sería su actitud para no solo intentar equilibrar el partido sino para imponerse en el juego a nuestra Selección.

Ya habían jugado Brasil y Chile. Un Brasil desajustado, desacertado en su funcionamiento colectivo, criticado por la imagen dejada a pesar del triunfo y la clasificación, sin realizar un juego constate, con ideas, sin contundencia, dependiendo exageradamente de Neymar. Así como le ganó a Chile también dejó la impresión clara de poder perder el partido en cualquier momento.

Colombia entró al campo de juego dispuesto necesariamente a hacer que sus recursos atencionales no se desgastaran en lo accesorio y actuar siempre reconociendo lo substancial, o sea concentrados al 100 por ciento, con una actitud de alerta impresionante, sabiendo que el fútbol es un juego de errores y hay que intentar por todos los medios cometer los menos errores posibles, para conseguir al final la recompensa buscada.

Dominó el juego, adelantó líneas, fue por las bandas con Cuadrado y Zúñiga o por la otra banda Armero y James, intercambiando posiciones en movimiento sin balón en el frente de ataque, inquietando a Muslera. A la vez que en defensa ejerció un estricto control a los delanteros charrúas, relevos precisos, orden, solidez, sin dejar que tuvieran opciones en ataque. Además, Uruguay se tiró atrás, defendió en propia cancha y demostró que quería jugar de contraataque.



FOTO TOMADA DE WWW.TIEMPO.COM

A los 27 minutos, James Rodríguez capturó un rebote fuera del área uruguaya y metió un tremendo zurdazo para convertir un verdadero golazo y poner a Colombia 1 a 0. Así terminó el primer tiempo. Colombia iba ganando con merecimientos suficientes.

A los 5 minutos del segundo tiempo, un centro de Armero, la bajó Cuadrado de cabeza y otra vez James de derecha puso el 2 a 0. El volante se ha convertido en la figura del Mundial de Brasil-2014, redondeando una gran actuación con cinco goles, convirtiéndolo así en el goleador del certamen.

Uruguay intentó reaccionar pero no fue suficiente su juego para lograr superar a nuestra Selección. Fue cuarto en Sudáfrica y ganó la última Copa América pero en éstos momentos muy lejos de su real poderío y muy inferior al extraordinario presente de Colombia. Las veces que pudo inquietar, Ospina respondió demostrando su categoría.

“COLOMBIA ES… la pasión por lo que hace, que le permite a la inteligencia encontrar la mejor forma de hacerlo”.

FOTO TOMADA DE WWW.TIEMPO.COM


La mano del Diego

DIEGO UMAÑA
Para EL TIEMPO

viernes, 27 de junio de 2014

LOS FUTBOLISTAS REPRESENTAN LO QUE DELEGAMOS EN ELLOS.


"UN SINDICATO, UNA UNIVERSIDAD, UNA CIUDAD O UN PAÍS ENTERO".

Juan Villoro (Ciudad de México, 1956) abandona la consola donde avanzaba o retrocedían sus pasos sobre una pirámide. El tiempo le importa. El suyo y el del resto. Conoce con profundidad aquello que el emblemático locutor mexicano, Fernando Marcos, cantaba en la recta final de un partido: “El último minuto también tiene sesenta segundos”. Alto, delgado, de pasos ligeros pero contundentes, deja el resguardo de la muralla para pisar una cancha conocida: la entrevista. En la Ciudad de México el reloj pasa de las siete “en punto” y Villoro está listo para conversar con ‘Líbero’ en los estudios de postproducción de televisión donde trabaja.
Mariana Linares - México DF
21/09/2013 -
                    El escritor Juan Villoro durante la entrevista. Alejandro Icaza
Fija su mirada en el televisor. Un biombo, una pared y una muralla le resguardan. A él y a su mirada fija. Mientras, su voz se mueve, sube hacia el techo, encuentra un hueco, se filtra entre las mamparas, cruza hacia los reproductores de vídeo, dribla las cámaras, se adelanta hasta el foro y dispara: “Son las siete en punto. ¿Cuántos programas faltan por revisar?”.
El cronista, novelista y ensayista mexicano también coloca sus palabras en la radio y en la televisión. El movimiento de una pelota sobre una cancha es uno de sus temas. Pero no el único. Lo mismo toca a la idiosincrasia mexicana que a las palmeras de la brisa rápida, la política reciente con rostro de dinosaurio o el pasado todavía más lejano –en dos meses ha recorrido 28 monumentos arqueológicos en México–, los plagios literarios o los pánicos por las compras de fin de año. Es un jugador todo terreno.
Habla, escribe, padece, compadece de fútbol. ¿Dónde está el origen de tanta esta pasión?
El fútbol representó para mí un deseo de pertenencia. En la infancia viví en un barrio donde todos eran del Necaxa, un equipo pintoresco que, originalmente, pertenecía a un sindicato de electricistas. El Necaxa era una escuadra no muy fuerte, bohemia, gitana, que podía ganar ante el Santos de Pelé o perder contra el último de la tabla, pero hizo que un grupo de personas de la colonia se convirtiera en ferviente seguidor. Aficionarme al Necaxa fue pertenecer al barrio y a mi propio país. Hasta la fecha soy de este equipo porque es imposible cambiar o negar la infancia, es la única traición que no puedes hacer en la vida.
Tras su divorcio, mi padre pasaba a por mí los domingos y no sabía qué hacer conmigo. Me llevó al zoológico, al cine y, finalmente, al fútbol. Para él, resultó la mejor manera de entretenerme y para mí, la grata sensación de formar parte de un colectivo. Quizás, si no hubiera sido hijo de divorciados no habría ido a tantos estadios en mi infancia. Veo al fútbol como ese deseo de integración. También jugué mucho fútbol, lo que me dio un sentido de pertenencia. No tuve las facultades para seguir como profesional pero estuve en la antesala, y ésa idea de grupo fue esencial para mí en un momento donde me sentía muy al margen del entorno.

En 1998 pasó una temporada de intensidad literaria dentro de un estadio. ' La Jornada' le envió a cubrir el Mundial de Francia donde escribió la columna ' Dios es redondo' . Luego lo hizo libro. Al hacer cuentas, lleva casi 50 años rodeándose de aficionados. Sabe de estadios, de puntos de vista dentro de ellos, de las miradas que no mira la televisión durante la transmisión de un partido. ¿Qué lugar ocupa cuando acude a un estadio?
En un estadio el mejor lugar es, simplemente, el que encuentres. Si se trata de elegir, me gusta estar en el segundo piso cerca del córner, orientado hacia una portería. Aclaro que no es un lugar totalmente en la esquina, si no aquel ubicado en el pico del área grande viendo esa portería y con perspectiva hacia la otra portería. Sin embargo, nada sustituye la visión en un estadio. En un estadio es muy importante percibir el juego donde no está la pelota y la televisión es esclava de la pelota: narra el mundo de acuerdo a la situación de la pelota. Hay muchas cosas que pasan en la cancha, como movimientos, desplazamientos, tácticas, huecos que se abren, que no tienen que ver con la situación de la pelota y eso solo puedes verlo en un estadio.

"Mi equipo de la infancia juega en Aguascalientes y lo apoyan los japoneses, una extravagancia monumental”.

¿Su momento más incómodo dentro de un campo?
La violencia siempre te incomoda. Por ejemplo, recuerdo la presencia de los 'hooligans' en el Mundial del 90, o broncas fuertes que he vivido en estadios en México –en general, son bastante tranquilos–. Me tocó entrar al estadio de Boca Juniors muy cerca del túnel por el que entraban los jugadores del River Plate. Es una locura la agresión con la que los reciben: les tiran llaves, candados, piedras. Me impactó mucho.

¿Y cuando no puede estar dentro?
Cuando hay un partido que me importa, aparto el momento del día para concentrarme en ello y sintonizarlo. Me gusta mucho ver el fútbol con amigos, aunque eso signifique una enorme prueba de amistad. No tienen que ser espectadores especializados pero sí con el mismo tipo de compromiso. Si juega el Necaxa o el Barcelona hay un partidismo personal muy fuerte y prefiero ver el encuentro con los de mi equipo que con adversarios. Detesto ver un partido con alguien que se dedica a tratar de desmitificar el fútbol –tarea bastante inútil, por cierto, porque el fútbol es el principal entretenimiento del planeta–. Son este tipo de personas que se pasan de inteligentes y quieren demostrarnos que somos unos imbéciles viendo el partido y hace bromas como: "¿Quién está jugando?", cuando van 42 minutos de juego o "¿Quiénes son los blancos?", para minimizar lo que sucede en la cancha.

" El hincha puede pertenecer al género de los ardientes, los melancólicos, los cardiacos o los nostálgicos, pero ante todo y en forma sorprendente es alguien que se resigna" , escribió en ' Dios es redondo' . ¿Qué tipo de aficionado es usted?
Uno que se enoja y se frustra mucho. "Mejor no le hablamos a papá", dice mi hija cuando escucha que le empataron al Barcelona; pero si ve que éste gana me pide el regalo que me pensaba pedir y yo, naturalmente, se lo doy. Es extraño como el destino de una persona, pretendidamente racional, depende de lo que pasa en el juego. Sin embargo, ser aficionado al Necaxa te vuelve tolerante a la frustración. El equipo ha desaparecido dos veces de primera división, lo compró el América, el antihéroe del fútbol mexicano porque, en parte, le pertenece a Televisa –que es como la fuente del mal en la comunicación en México–, y se lo llevaron para Aguascalientes, que es como irse a la Patagonia. Además, su afición ahora es japonesa porque allí está la planta de autos Nissan más grande de América Latina. En resumen: mi equipo de la infancia juega en Aguascalientes y lo apoyan los japoneses, una extravagancia monumental. Pero, lo dicho: no puedo abjurar de ese equipo.

Tampoco abjura del fútbol como un asidero a la realidad, la suya y la colectiva. " El fútbol es, en sí mismo, asunto de la palabra" , escribió. ¿Qué otros asuntos hacen que el fútbol sea tan seductor ?
Por un lado, la recuperación voluntaria de la infancia: regresar al niño que eras a partir de la emoción que te vuelve a provocar un partido de tu equipo. Por otro, la recuperación del pasado colectivo: el origen de lo que fuimos como especie, la tribu del comienzo con sus caras pintadas, consignas extrañas, banderas y que se ordena para combatir por la misma causa. Otra de las cosas esenciales para preservar la pasión por el fútbol y justificarla es la democracia física que implica: cualquiera puede jugarlo y el mejor jugador, rara vez, es un atleta consumado. El fútbol es uno de los pocos deportes que admiten el empate. Incluso el empate a cero, que parece un no resultado, una performance, arte conceptual, una puesta en escena del vacío, puede ser uno de los mejores partidos. El hecho de que los aficionados podamos resignarnos a ése marcador, es extraordinario. Además, el fútbol es el deporte más injusto de todos. El hecho de que el árbitro sea un pobre hombre que trata de soplar la justicia como puede –a veinte metros de la jugada, con la vista bloqueada por un jugador, palpitaciones, sudoroso– y, en un segundo, decidir el destino es la mayor representación de la fatalidad humana. La vida está llena de arbitrariedades y el futbol, también.

" Cuando los héroes numerados saltan a la cancha, lo que está en juego ya no es un deporte. Alineados en el círculo central, los elegidos saludan a la gente. Sólo entonces se comprende la fascinación atávica del fútbol. Son los nuestros" , escribió en el libro ' Los once de la tribu' . ¿Qué se pone en juego además de una pelota?
El fútbol es un espejo acrecentado de la sociedad. Refleja de manera dramática y hasta desmesurada lo que somos como sociedad. Es una caja de resonancia de todo lo que sucede. No es casual que haya habido brotes de insurrección en los estadios, que se expresen conflictos sociales o se manifiestan atrocidades como la xenofobia, el racismo, el machismo. Es inevitable, pero no es positivo. La política también se expresa con fuerza en los estadios, inclusive en países que uno entiende como avanzados en lo cultural, como Italia, donde el dueño y presidente del Milan se convirtió en presidente de la República por su éxito en el fútbol y por utilizar lemas del fútbol. Lo que ocurre en la cancha debe ser más importante que lo que ocurre en las tribunas. Pero los estadios, y eso lo vio muy bien Elías Canetti, son espacios donde la masa se ve y contempla a sí misma, y es consciente de su propia fuerza.



Pelé, Didí, Di Stefano, Zidane, Ronaldo, Ronaldinho. Los conoce a todos. Los ha perseguido con la mirada y con las palabras. A Diego Armando Maradona, inclusive, ya le escribió un obituario publicado en la revista colombiana ' SoHo' . ¿Qué significa ser futbolista?
Los futbolistas, cuando están en la cancha, representan lo que nosotros delegamos en ellos: un sindicato, una universidad, una ciudad o un país entero. Es lo más importante que puede tener el fútbol como delegación emocional y que también lo convierte en algo irrenunciable. Cualquiera puede ser futbolista si encuentra una habilidad peculiar, una picardía que lo distinga. Alguien puede ser regordete, y ser Maradona; o espigado y no muy fuerte, y ser Beckenbauer. El futbolista debe saber cuál es su habilidad, desarrollarla y capitalizarla. Eso es lo que los convierte en héroes homéricos. Por ejemplo, Jorge Valdano dice que nunca supimos si Hugo Sánchez podía driblar o no porque jamás lo intentó, no trató de hacerlo, no se metió en ese problema pero se dedicó a perfeccionar la tijera. Lo mismo Beckham con su tiro a balón parado o Maradona y sus caracoleos.
El futbolista completo no existe, no hay atletas del fútbol –aunque sí casos excepcionales, como Cristiano Ronaldo–. Nadie que mida un metro cincuenta podrá ser jugador de baloncesto, nadie que pese sesenta kilos podrá jugar fútbol americano pero cualquier persona con estas características puede ser una estrella del fútbol. Por ejemplo, tú ves a Iniesta en la calle y no piensas que es un atleta, cuando se trata de un genio del fútbol.

¿También cualquiera puede ser aficionado?
Cualquiera que tenga buenas pasiones puede ser aficionado. Eso sí, hay que tener capacidad de entregar la emoción en el nombre de un equipo, la vocación para resignarse y la lealtad a los colores. No todo el mundo está dispuesto a ello. Escoger un equipo también te templa el carácter. Si tú has escogido un equipo al que le puede pasar cualquier cosa tienes muchos anticuerpos contra la adversidad. En México, por ejemplo, el aficionado necesita una capacidad de autoengaño bastante alta. Los mexicanos somos expertos en ello porque la ilusión es más grande que la realidad y pertenecer a una horda futbolística tiene que ver con refutar la evidencia, el resultado. El aficionado mexicano ha hecho más esfuerzo y ha estado por encima de la propia Selección Nacional. 

El equipo mexicano del Necaxa tiene una afición japonesa; la mayoría de los hinchas del Barcelona viven fuera de España. ¿Cómo se han modificado las identidades y las pertenencias en el fútbol?
En el fútbol hay identidades locales y globales. Con la televisión vía satélite surgió la posibilidad de ver las mejores ligas del mundo, lo que generó una vocación global por el fútbol y fenómenos de identidad que no se habían visto antes. Pero nunca será lo mismo cantar el himno para un catalán dentro del Camp Nou que para un aficionado de cualquier otra parte del mundo.

¿A quién le canta la afición española?
La afición española está muy partida: disfruta mucho más los grandes triunfos de sus equipos que de los triunfos de la Selección. No ha habido en el imaginario español una extraordinaria pasión por la Furia, como antes se le llamaba, o La Roja, como se le llama ahora –en una expresión más políticamente correcta–. La actual Selección de España está conformada por una extraordinaria generación de futbolistas que la han llevado a ganar dos veces la Copa de Europa y un Campeonato Mundial de Fútbol, y ha reinventado el estilo de juego siguiendo, sobre todo, el esquema del Barcelona. Además, es un equipo muy simpático, sin estrellas ni protagonismos, conformado por jóvenes de clase media, bastante solidarios, igualitarios y sin prejuicios. Es una representación de la sociedad española en sus mejores aspectos y del espíritu de España, en su conjunto. Sin embargo, al aficionado español siempre le gustará más que gane el Real Madrid, el Athletic de Bilbao o el Betis. 

¿Qué hace diferente a la Liga española?
En el caso de la Liga de España se trata de un torneo entre dos –ahora hay un tercer contendiente que es el Atlético de Madrid, gracias al 'Cholo' Simeone–. Después de ellos, en la parte baja, hay mucho más emoción porque todo puede suceder. Se trata de ocho equipos que realmente se están jugando la vida. La Liga española ha seguido demasiado los flujos del dinero, entonces hay jugadores como Cristiano Ronaldo que valen más que todo un equipo de la misma liga. Se pueden hacer planes a largo plazo, los clubes pueden tener una política congruente con sus propios fines, pero el gran problema es el desnivel de recursos entre unos clubes y otros, y que no hay topes ni regulación para estos gastos. La desproporción que hay entre los planteles hace que sea imposible la competitividad real, y eso es un desastre.

¿Y la mexicana?
El gran problema de la Liga mexicana es que la televisión es quien decide el fútbol, y por eso crea mini campeonatos. Las liguillas se fomentan para que haya una sensación de apremio y de competitividad extrema, son torneos de eliminación directa muy emocionantes pero impiden planes a largo plazo, trabajar con la cantera o probar jugadores. Los jugadores se vuelven muy resultadistas y los entrenadores que pierden tres partidos seguidos en un torneo corto tienen que hacer las maletas. No hay consistencia. Todos los técnicos de la Selección Nacional, desde hace diez años, han pedido que se regrese a los torneos largos para que se generen planes a largo plazo. Sigue sin suceder. Tampoco hay estabilidad en los equipos. En el futbol mexicano es muy raro el equipo que gana dos torneos seguidos, lo normal es que el equipo campeón tenga problemas en la siguiente temporada. Los jugadores llegan con altibajos y no se sabe quién es el que va a jugar bien o mal.

Cristiano Ronaldo es " extraordinario" ; Lionel Messi, " un niño que juega maravillosamente bien" ; Iniesta, " un genio" . ¿Y Javier Hernández, ' El Chicharito' ?
'El Chicharito' pasa por todos los avatares de un futbolista que no es un superdotado: tiene enorme sagacidad, con muy buena suerte –cosa que debe acompañar a un delantero centro– y, por momentos, con sus dificultades. Tiene suficiente calidad para salir adelante. Es muy buen futbolista, lo ha demostrado. Habrá que ver si se puede acomodar en el Manchester United, un equipo de altísimo rendimiento. Lo que está en duda en su permanencia. Probablemente es un futbolista que rendiría mejor en un equipo donde fuera más útil y pudiera jugar con mayor regularidad.

¿Qué letras sobre fútbol recomienda?
'Fútbol a sol y sombra', de Eduardo Galeano; 'Fútbol: una religión en busca de un dios', de Manuel Vázquez Montalbán; la novela 'Soñé que la nieve ardía', de Antonio Skármeta; el cuento 'Puntero izquierdo', de Mario Benedetti; los libros que, desde el conocimiento del fútbol, ha escrito Jorge Valdano. Desde el punto de vista periodístico, me gustan mucho las 'Historias del calcio', de Enric González; 'Boquitas', la biografía del Boca Juniors, que escribió Martín Caparrós; las crónicas de Santiago Segurola y Nelson Rodríguez, quien bautizó a Didí como "el príncipe".


jueves, 26 de junio de 2014

FRANCISCO MATURANA entrenador colombiano

Maturana describió a la Selección: 'fantasía, unión e inspiración'

Francisco 'Pacho' Maturana, elogió el juego de la Selección en Brasil-2014, que calificó como un derroche de "fantasía, unión e inspiración".

Maturana, que dirigió al combinado cafetero en los Mundiales de Italia 1990 y de Estados Unidos 1994, ensalzó el desarrollo táctico de los futbolistas que ahora dirige el argentino José Pékerman en el choque contra Costa de Marfil disputado en el estadio Mané Garrincha de Brasilia.

"Fue un magnifico partido de Colombia. Tuvo algo importante, tuvo cinco volantes. En otros tiempos hubiese sido un punto de polémica. Que no jugaba con dos delanteros. Colombia si tuvo buenos jugadores de buen pie", indicó Maturana.

Para el exjugador, que como técnico fue campeón de la Copa América con Colombia, la actual selección es una obra que conjunta "fantasía, la unión e inspiración" de los jugadores.

"Este equipo tiene algo muy importante y muy parecido a lo que tenía el otro equipo y es amistad. En este equipo le pegan a Armero y le duele a Teófilo. Se buscan, se juntan y como tienen una sensibilidad que los une lo que sale es una obra de arte", expresó Maturana.



El exseleccionador colombiano resaltó a la mayoría de los futbolistas, sobre todo a James Rodríguez, Juan Fernando Quintero y Juan Guillermo Cuadrado.

"Creo que los tres tienen fantasía indudablemente. Pero el que más panorama tiene es Quintero. Veo a James que puede ser mucho más importante volante externo. Pero al que veo de una condición natural por todos los lados es a Juan Fernando.
Cuadrado es fantasía, para pagar la entrada e ir a verlo", explicó.

Subrayó la aportación del capitán, el central Mario Alberto Yepes, que cumplió 100 partidos internacionales contra Costa de Marfil. "Fue el jugador más importante. Mario fue algo excepcional sobre todo cuando Costa de Marfil empezaba a buscar el balonazo y tuvo jerarquía", apuntó Maturana, que destacó, sobre otra situación, la inspiración de sus jugadores, que puede aliviar al combinado de Colombia en los momentos de apuro.

"Colombia puede estar en alguno momento sometida pero la inspiración está como descansando para el momento oportuno", concluyó.


JORGE VALDANO: SIEMPRE MOVILIZADO POR EL FÚTBOL.


Jorge Valdano: "Todavía nos queda por ver lo mejor de Messi"
Por Claudio Mauri.

 Jorge Valdano dice que "uno cambia con el tiempo", aunque de aspecto, su delgadez, a los 58 años, es similar a la de su época de jugador. Durante estos días está sometido a una rutina de aviones, hoteles y cambios de ciudades que conoció en sus días de futbolista, entrenador y dirigente. Su escala en Buenos Aires es la del profeta de la palabra y el pensamiento. "Escribir siempre es un desafío", expresa Valdano, de visita para la presentación de su último libro. De aquí hasta el Mundial, entre conferencias, la atención de su consultora y los compromisos con medios de España, México y Colombia, Valdano asegura tener "la agenda completa". Siempre movilizado por el fútbol.

-Da la impresión de que toda tu evolución como intelectual del fútbol le fue quitando figuración al campeón del mundo de 1986. El futbolista quedó muy atrás, archivado.
-Bueno, eso se parece a mí. Yo soy muy poco nostálgico. De hecho, en mi casa no hay fotos de futbolista ni guardo camisetas de aquellos tiempos. Siempre entendí que la vida queda ahí adelante y que la nostalgia es un mal negocio.
De hecho, en mi casa no hay fotos de futbolista ni guardo camisetas de aquellos tiempos. Me lo reprochan mis hijos, pero siempre entendí que era lo más saludable. La vida siempre queda adelante

-¿Nadie te armó un museo con tus recuerdos?
-No, me lo reprochan mis hijos. Siempre entendí que era lo más saludable. El fútbol tiene el peligro de que provoca emociones muy fuertes, y si uno se queda empantanado en esos días de gloria, luego la vida se hace muy larga. Soy de la idea de que el tiempo hay que ocuparlo de una manera creativa y que la vida siempre queda adelante.

-Cuando llegás a la Argentina y te enterás de que un equipo, Colón, no se presentó porque le debe siete meses de sueldo a su plantel, ¿te sorprende? ¿Cómo lo tomás?
-Es un signo de decadencia dentro de un fútbol que ha perdido vigor. Vigor organizativo, vigor futbolístico por la ausencia de los mejores jugadores, que están fuera del país. Hasta vigor formativo, diría. Cada día salen menos jugadores distintos. Creo que hemos retrocedido. La gente del fútbol argentino con la que mantengo contacto es muy crítica con respecto al entorno en el que se mueve. Deben administrar carencias de todo tipo, se hace muy difícil trabajar en esas condiciones, más allá de la impaciencia y de la imposibilidad de alentar proyectos que tengan una mínima continuidad, aunque esto último ya es un signo internacional.

-Hablás de que ahora los jugadores se van cada vez más jóvenes, pero vos emigraste a España con 19 años y no habías completado ningún proceso formativo.
-Eso es verdad, pero en mis tiempos yo fui una excepción. Hoy es la norma que a los chicos los eduquen para salir al exterior lo antes posible. Todo los empuja a otros mercados. Lo mío tuvo algo de aventura porque Europa, futbolísticamente, todavía formaba parte de lo desconocido. Hoy ya no es así. Yo llegué a Vitoria, en el norte de España, y me sorprendió que nadie se vistiera como Lola Flores. Era una ciudad donde llovía más de 300 días al año y hacía un frío de morirse. Fui a lo desconocido. Yo estaba dispuesto a aceptar la primera oportunidad que se presentara porque estaba un poco peleado con el nivel de desorganización que había acá. 
Ya había debutado en la selección mayor, había sido campeón del mundo en Toulon. Recuerdo una charla con Menotti en la que le pregunté cómo percibía él mi futuro. Me dijo que si me quedaba en la Argentina me iba a tener en cuenta para el plantel para el Mundial, pero que no me podía asegurar que al día siguiente siguiera siendo el entrenador. De hecho, cuando me llegó la oferta de Alavés, estaba concentrado con la selección, pero el fútbol argentino estaba en huelga. Nos entrenábamos sin la presencia del técnico. Todo eso me alejaba del fútbol argentino.

-En 1986 fuiste campeón del mundo y después te reinventaste en muchas otras funciones. Lo que no cambió es que Julio Grondona sigue siendo el presidente de la AFA.
-No hay sistema saludable si no es capaz de renovarse cada cierto tiempo. Eso lo sabemos desde las épocas de las grandes dictaduras, pero lo comprobamos también en la democracia. En el fútbol no tiene por qué ser distinto. Seguramente no es el único problema que tiene el fútbol argentino, pero es una prueba más de lo poco que se ha refrescado este juego en los últimos 30 años.

-En Real Madrid fuiste contemporáneo de los tres primeros años (2008 a 2011) del Barcelona de Guardiola. Calculo que lo sufriste desde la competitividad, pero a la vez fuiste un admirador de un ciclo que marca una época.
-Sí, por un lado Guardiola fue una pesadilla porque lo sufrí desde la trinchera contraria, pero por otro lado fue una bendición para el fútbol porque supo innovar y apostó por la grandeza. Llevó el fútbol a otra dimensión, y como además lo hizo ganando, generó una tremenda influencia, que alcanzó a la selección de España y hasta se extendió al fútbol italiano, que tenía una gran obsesión táctica, y al alemán, que tenía una gran obsesión física. Me da la sensación de que a partir de Guardiola todo se abrió hacia un tipo de juego que le da más valor a la técnica colectiva. Uno puede ver el fútbol desde el escudo que defiende o desde el fenómeno que ama. Yo, desde el escudo que defendía me incomodaba tener a Guardiola enfrente, pero desde el fútbol que amo, me parecía que era algo sano. Uno desde el enemigo puede aprender. Eso de negar los valores del otro porque tiene una camiseta de otro color siempre me pareció un signo de mediocridad. Es una visión ajustada a la pasión del hincha, pero no la búsqueda a la que está obligado el profesional.

-Si esto lo hablaste en algún momento con Mourinho, seguro que no lo compartía.
-Claramente que no. Son dos tipos de pasiones. La de Guardiola es una pasión por el fútbol. La de Mourinho es una pasión por el resultado.

-Martino dijo que fue una falta de respeto pagar 100 millones de euros por Bale...
-No comparto la opinión de Martino. Real Madrid es una sociedad sin ánimo de lucro, tiene la capacidad de generar mucho dinero. Uno de los puntos que le dan atracción a Real Madrid son los héroes. Y una de las obligaciones estratégicas que tiene es la de la renovación de los héroes. Bale se adapta a esa política. Además, la palabra negocio asociada al fútbol nunca me dio miedo. El fútbol como juego tiene la pureza del deporte, pero como industria es necesario que respete la ley más elemental, que es la de ingresar más dinero del que se gasta. El Madrid eso lo sabe hacer, incluso comprando a Bale.
La de Guardiola es una pasión por el fútbol. La de Mourinho es una pasión por el resultado

-Hay mucho revuelo sobre las últimas lesiones que sufrió Lionel Messi. ¿Vos qué lectura hacés?
-Hago la lectura más simple de todas, porque creo que eso nos ayuda a no volvernos locos. Alrededor de las lesiones de Messi surgieron decenas de teorías. La mía es que está cansado y que eso se cura descansando. Si no desafía los plazos de recuperación establecidos, seguramente llegará al Mundial en las mejores condiciones.

-Fuiste compañero de la consagración de Maradona con 25 años en México 1986. Messi va a cumplir 27 en Brasil 2014. ¿Este debería ser su Mundial?
-Está en la plenitud de su carrera, de eso no hay ninguna duda. Todavía nos queda por ver lo mejor de Messi. Y este Mundial es en el que más esperamos de él. También podría ocurrir que explote en el Mundial siguiente, como le ocurrió a Pelé en 1970, que lo jugó al borde de los 30 años.
Este Mundial es en el que más esperamos de Messi, pero también podría ocurrir que explote en el Mundial siguiente, como le ocurrió a Pelé en 1970, que lo jugó al borde de los 30 años.

-¿Notás que desde la capitanía y lo futbolístico Messi transmite un liderazgo como antes no ocurría?
-Los genios son líderes aunque no quieran. Messi ejerce una tremenda influencia en los compañeros, los llena de confianza sólo con su presencia. Y además intimida a los adversarios sólo estando. Eso lo convierte en un gran líder, porque además pide la pelota, es valiente, atrevido, generoso. Tiene todas las condiciones que uno puede pedirle a un líder.

-¿Le adjudicás algún mérito a Sabella en esta evolución de Messi en el seleccionado?
-Para mí es una evolución natural. Messi siempre fue el mejor de la selección. Hacer responsable de los defectos de un equipo echándole la culpa al mejor me parece una muy mala idea. Es verdad que en este último tiempo mejoró el equipo y con él también la prestación de Messi. Pero yo nunca percibí a Messi como un problema. Y me atrevo a decir que la opinión pública argentina tampoco. Fue más un debate de los medios de comunicación que de los hinchas.
-Hace poco dijiste que el mejor del mundo era Messi y que el segundo era Messi lesionado.
-(Interrumpe) No, yo tendría que escribir un libro sobre las frases que me asignan y no dije. Ésta es una de ellas. En esa frase inventada hay una falta de respeto implícita a Cristiano Ronaldo que yo jamás cometería, porque yo le tengo mucha admiración a Ronaldo.

-Volviendo al seleccionado, hay un debate sobre los riesgos de desestabilización que corre cuando Di María, Messi, Higuaín y Agüero comparten la formación. ¿Vos desarmarías lo mejor que tiene el equipo para tratar de mejorar lo que le falta?
-Depende del funcionamiento. Si eso es proponer un 4-2-4, vamos a meter en un problema a los dos mediocampistas, el equipo se va a dispersar. De todas maneras, si Di María, que tiene todas las condiciones de un buen atacante, además cumple las obligaciones de un buen centrocampista, el problema se atenúa. Entiendo las dudas de Sabella. Entre otras cosas, porque atrás, el equipo todavía no ofrece las suficientes garantías.

-Seguimos en el dilema.
-Los cuatro jugadores que mencionaste tienen una categoría muy superior a sus compañeros de otros sectores. Sólo Mascherano es capaz de igualarlos en nivel. En la defensa no se ve un jugador con don de mando y capaz de imponer un cierto orden alrededor. Sabella, en el mes previo al Mundial, va a tener que trabajar mucho en el funcionamiento. No hay un Passarella, un Ruggeri, gente que a grito limpio sea capaz de despertar a los compañeros y de organizar los momentos comprometidos de un partido.

-Sabella y Messi coinciden en que Brasil, España y Alemania son los favoritos en el Mundial ¿Agregás o quitás alguno?
-Agrego a Italia y a la Argentina. El equipo en el que juega Messi no puede no ser favorito. Veo como revelaciones a Chile y Colombia. Les otorgo un protagonismo grande a los equipos sudamericanos al jugarse en Brasil. Al futbolista europeo le incomoda mucho el clima brasileño y hasta las condiciones del terreno de juego..
por canchallena.com


miércoles, 25 de junio de 2014

ESPECTACULAR TRIUNFO DE COLOMBIA



4 A 1 GOLEÓ A JAPÓN EN BRASIL 2014.

Aunque Colombia ya está clasificada a octavos e hizo variantes en su once titular, salió a buscar el partido, a tener la iniciativa, bien intencionada en su disposición táctica, decidida a resolverlo en las primeras de cambio. No hace presión alta para recuperar pelota. Le cede espacios en el inicio de juego a los japoneses, espera cerca de media cancha, con la clara intención de jugar con base a transiciones. 




Luego de 20 minutos Japón adelanta más sus líneas, reacciona ofensivamente, con fútbol veloz, de movilidad continua, exige e inquieta el arco colombiano, pero Ospina demuestra gran seguridad y transmite mucha confianza a su defensa. Colombia contraataca en velocidad y en una llegada es penalti a Cuadrado, quién cobra y convierte el primero. 1 a 0, pero nuestra selección sigue jugando igual, no es un equipo de toque colectivo, paciente, de gestionar con posesión el control del juego sino que insiste en ir a velocidad en busca del arco rival y en esas intenciones aparecen imprecisiones, permite que Japón tenga sus chances en ataque y en una de ellas consigue el empate terminando el primer tiempo.

Colombia es consciente de no desechar que, tras recuperación de pelota sea vertiginoso, preciso, contundente, y aprovechar las transiciones ofensivas para definir el juego. También antes del juego, había declarado Pékerman: “Colombia debe jugar defendiendo su estilo”. Sale el segundo tiempo dispuesto a imponerlo,  hacerle  sentir a Japón sus combinaciones precisas, buen toque a ras de piso, sin atropellarse, con precisos movimientos sin balón,  consigue a los diez minutos el segundo gol en su mejor estilo y en una gran definición de Martínez. Y es el 2 a 1.

Colombia cede a Japón la iniciativa de vuelta promediando los 20 minutos, no hace posesión de pelota, decide  jugar de contraataque, por momentos defender muy cerca de su propia área, y otra vez Ospina interviene varias veces, con seguridad.

Hay espacios en defensa de Japón cuando ataca, además no marca, queda expuesto a que cuando pierda pelota sea vulnerable y Colombia se lo ratifica con 2 golazos más, todos en transiciones ofensivas rápidas, precisas, contundentes.

“Todos los momentos del juego son interdependientes, están relacionados entre sí. Ataque y defensa no deben separarse, forman parte de un todo. Se condicionan recíprocamente”.

Colombia se adaptó con inteligencia al juego de los japoneses. De pronto en algunos momentos debió tener más la pelota pero a cambio explotó contundentemente las posibilidades tácticas que en defensa le iba a brindar Japón. Lo hizo metiéndole 4 y ya Colombia lleva en 3 partidos: 9 goles a favor, sólo 2 en contra. Excelente. Contundencia en ataque y seguridad, fortaleza, solidez en defensa. Que demuestra un gran equilibrio en el funcionamiento táctico de su módulo de juego.





martes, 24 de junio de 2014

PÉKERMAN : NINGÚN INTERÉS INDIVIDUAL POR ENCIMA DEL GRUPO


EL MUNDIAL LO TENEMOS QUE APROVECHAR PLENAMENTE.
 AFP.
Apenas horas antes del partido contra Japón, este martes en la Arena Pantanal de Cuiabá, en el cierre del Grupo C, el director técnico de la clasificada Selección de Colombia, José Pékerman, decidirá cuántos cambios realizará en su formación inicialista, de acuerdo a sus palabras a una pregunta de este enviado especial de EL TIEMPO, en la conferencia de prensa previa celebrada en uno de los salones del estadio, la tarde de este lunes.

"Todo el grupo ha trabajado con mucha actitud y todos pueden jugar... Recién mañana (martes) vamos a evaluar ya sea por la determinación de cada uno de ellos (los jugadores) y estado en que se encuentren para esperar cuántos vamos a realizar. Pero todavía no está definida la cantidad", declaró el argentino, que llegó en compañía del volante Fredy Guarín, uno de los seguros titulares.

¿Cómo toma el partido cuando ya Colombia está clasificada?
"El equipo va a tomar seriamente el compromiso y si tuviéramos que variar con algunos jugadores estaremos tranquilos en ese aspecto. El equipo está preparado para hacer un buen partido... El Mundial lo tenemos que aprovechar plenamente. Podemos optar por ver futbolistas que tienen su primera experiencia de jugar un partido de esta envergadura, y no debería influir si estamos o no clasificados, porque tienen nivel".

Faryd Mondragón está cerca de un récord si juega: el jugador de mayor edad en hacerlo en un mundial. ¿Hay esa oportunidad?
"La Selección Colombia siempre ha enfrentado todos los partidos con mentalidad de ganar y respetar. Eso se logró por la gran unión del grupo... Ningún interés individual de futbolistas está por encima del grupo... Si bien estoy enterado de la situación hay que analizar todo el plantel. Si se da es un evento que sería bueno, pero no es objetivo primordial antes del juego".


¿Cómo miran a Japón?
"Estamos satisfechos de haber podido lograr el pase en los dos partidos. Es una buena situación de llegar con esta ventaja, siempre pensamos que era un grupo equilibrado... Enfrentaremos a un equipo que siempre teníamos en cuenta como uno de los grandes rivales del grupo. Esperamos un partido muy difícil, más con la necesidad que tiene Japón de lograr el triunfo".

¿Puede haber sorpresa en el partido contra Japón?
"Como están dándose las condiciones, no. Japón es un buen equipo... Colombia también, así que se aleja el tema de una sorpresa. La clasificación de Japón a la Copa Mundo y la experiencia del director técnico y los futbolistas que vienen de jugar tres mundiales consecutivos presagiaban un rendimiento más alto. Eso es pasado. Mañana (martes) es otra historia y un equipo así puede resurgir".

¿Cómo califica que Colombia ha marcado cinco goles en dos partidos?
"Colombia está repitiendo algo que sucedió en las eliminatorias: que puede concretar, siendo equilibrado, porque apenas nos han hecho un gol..."

¿Piensa ahora en los rivales de la segunda ronda?
"Trataremos de no distraernos en el otro resultado (Costa de Marfil-Grecia, que se juega a la misma hora) ni en el otro grupo. Cualquiera de los tres rivales (Costa Rica, Italia o Uruguay) que pase va a ser difícil. Y los tres tienen mucho potencial... Costa Rica es una grata sorpresa, concentrado, serio, y ha sabido jugar el Mundial".

¿Cuál es la clave del éxito colombiano?
"Colombia ha tenido paciencia (sonrisas) y cuando hay buenos jugadores, y cuando todos trabajan por un mismo objetivo, siempre da buen resultado".

ESTEWIL QUESADA FERNÁNDEZ
Enviado especial de EL TIEMPO
Cuiabá (Brasil)


sábado, 21 de junio de 2014

COLOMBIA JUEGA BIEN Y VENCE A COSTA DE MARFIL


YA ESTÁ EN OCTAVOS DE FINAL EN EL MUNDIAL BRASIL 2014


Hoy Colombia le acaba de dar otra alegría más a nuestro país. El equipo se sabe querido, apoyado, por su gente y entra a la cancha y lo está dejando todo. Hay euforia en el aficionado colombiano por lo que le brinda su selección. Se presagiaba un partido difícil, como en realidad lo fue, pero con inteligencia, respetando su estilo como había anunciado su entrenador Pekerman, supo sortear los momentos complicados del juego y lo que le planteaba su adversario y sacó adelante una victoria muy celebrada , que le acredita ya su paso a la siguiente fase.

Colombia comenzó el partido imponiendo su gran poder ofensivo: Ibarbo, Armero, Zuñiga, Cuadrado, el toque sutil, inteligente, la zurda maravillosa de James Rodríguez acompañando a Teófilo por dentro y siendo el socio de todos en fase ofensiva. Luego de los primeros 20 minutos, repuntó un poco Costa de Marfil inquietando al arco colombiano, pero cometiendo un error pues cuando atacaba no marcaba atrás. Dejaba a los hombres de punta nuestros libres y así Colombia creó varias opciones que no concretó.




Estaba ese momento del juego para que Colombia utilizara bien las transiciones ofensivas, tras recuperar pelota a su rival, pero no fue contundente,  no terminó bien esas oportunidades. Cero a cero terminó el primer tiempo, dejando ambos equipos la impresión de jugar sin asumir riesgos en ataque decididamente,  pues si empataban llegaban a 4 puntos y habría posibilidades para los dos  avanzar a octavos.

Pero en el segundo tiempo vemos a una Colombia más decidida en ataque, va por bandas, entra por el centro, se desdoblan un poco más Zuñiga y Armero, hasta que llega el gol nuestro en cabezazo de james Rodríguez. Colombia tiene individualidades, argumentos tácticos, para superar la defensa rival. Reacciona Costa de marfil y se hace un partido con llegadas en ambas porterías y en una gran jugada individual de Gervinho empatan los africanos.



Colombia insiste, hay toque, más juego colectivo, movimientos que desestabilizan la defensa adversaria y llega el segundo gol por Quintero. Costa de Marfil busca con todo el empate, Colombia ordenada, entregada, muy aplicada colectivamente, aguantando bien en defensa, aunque por momentos metiéndose demasiado cerca de su propia área y hace contraataques rápidos, pero el resultado se mantiene y es un segundo gran triunfo de nuestra selección en Brasil.

El final dramático, estos partidos son así, a muerte, dejando el alma en la cancha, duros por la reacción rival,  no había espacio para el error, y lo jugó Colombia poniendo mucho esfuerzo, concentración, admirable la actitud de equipo adentro y afuera de la cancha, apoyado por una ferviente hinchada que llenó completamente el estadio y lo apoyó con todo durante los 90 minutos y una vez terminado el juego fue una alegría fantástica la que se vivió en la cancha.

Dos partidos, dos triunfos. El estado anímico sube. La confianza, las convicciones cada día están más fortalecidas, que la euforia se dosifique, se controle. Colombia va paso a paso respondiendo a la expectativa y a los antecedentes recientes de eliminatorias. No está Falcao, pero no se ha perdido el poder ofensivo y eso es muy valioso, y en defensa estamos cada vez mejor. Es un equipo que está creciendo en la dinámica comportamental de un eficaz equilibrio en su funcionamiento, en su modelo de juego. 


viernes, 20 de junio de 2014

FRASES DE MOMENTO. IV


EN EL MUNDIAL BRASIL 2014.
   
“El futbolista se descubre enseguida, no se le puede inventar ni falsificar, es innato, es un don, un toque inimitable, un arte al amortiguar el balón, algo que no se aprende. Es exactamente como el que tiene un estilo en literatura, pues en mi opinión hay una correlación entre este deporte y la literatura. La manera, para un escritor, de situar una coma, un adjetivo, de entender su propia música, la respiración de su frase, todo eso se encuentra igualmente en este juego mágico.

Existe un fútbol musical, jugadores épicos, jugadores líricos, jugadores académicos. Se les reconoce tanto en la literatura como en el fútbol”.
VLADIMIR DIMITRIJEVI´C

MOURINHO:
“España estuvo predecible, lenta y triste”.

JORGE LUIS PINTO:
“A Italia la conozco y la analizo desde hace 20 años. Me la conozco como la palma de mi mano. Hoy le vamos a ganar”. Antes del juego que CostaRica venció a los italianos.

ALEJANDRO SABELLA, entrenador Argentina:
“Lo hizo con mucho respeto. Vivimos un clima de cordialidad en la selección.
No me molestaron en absoluto las apreciaciones de Messi”.

La prensa mundial sentenció a España: “El tiki-taka murió”.
Da pena ver caer a una leyenda del fútbol tan indefensa.

SANTI CAZORLA, jugador español de la selección:
“Para mí no habrá otro futbolista como Xavi en la historia. Gran parte de lo que es esta selección se debe a él.
Todavía es parte de la selección. Lo hemos disfrutado mucho tiempo y espero que lo sigamos disfrutando mucho más tiempo. Va a seguir siendo un jugador muy especial”.

DE HUMOR:
Cariño…creo que estás obsesionado con el fútbol y me haces falta…
¿cuál falta?...¿cuál falta?... si no te he tocado.

“El fútbol es muy cambiante. Han ido al mundial pensando dar lo mejor. Y dentro del jurgo, si aparece un rival que se prepara de la misma manera que vos, la forma de poder competir contra vos y tiene más intensidad y más agresividad, puede pasar que pierdas”…CHOLO SIMEONE.

Suiza juega contra Francia. Va perdiendo y tiene un córner a su favor:
6 jugadores van a cabecear;  más uno que patea= 7; más el arquero= 8; más uno que se queda afuera del área para el rebote= 9; sólo quedan 2 jugadores para defender. Rechazo y gana el rebote Francia, 3 toques, velocidad, llegada al área y gol de Valbuena= 3   a  0.

Transmisión por tv de un partido del mundial. Va 3 a 0 y, es córner a favor del equipo que va perdiendo. E
El comentarista dice: “Que bueno que sea gol, le vendría bien al resultado, y al partido… y ¿ese comentario?... ciencia ficción… realidad… suspenso… marketing?... no sé.




XAVI- PIRLO – INIESTA – JAMES RODRÍGUEZ – QUINTERO – VALBUENA -… Son los dueños del último pase.
Tienen además una impredecible  visión de juego, toque preciso, imaginan súperrápido, bien sea rompiendo líneas con un pase rasante a la velocidad requerida y al espacio indicado que la jugada exige, o comandando contraataques con conducciones demoledoras, vertiginosas y envíos claves al goleador del equipo.
Son jugadores pase gol y disfrutan llegar al área y terminar la jugada en gol.

VICENTE DEL BOSQUE:
”Si Soy un estorbo para nuestro fútbol, me iré. No es el momento para hablar de mi futuro estamos en competición.
Haré lo mejor para todos”.
 “Las críticas que han tenido que ver con el fútbol no me han parecido exageradas. Marcamos un gol y nos metieron siete. En otras subyacen asuntos que no tienen que ver con el fútbol y sí con las personas. Siempre lo invade todo el asunto Madrid-Barcelona por parte de algunos cerriles”.

GIANLUIGI BUFFÓN, golero italiano:
“Teníamos la esperanza de hacerlo mejor. Pero hemos tenido demasiados problemas. Supieron gestionar muy bien el trámite del partido.
En el fútbol no hay más cenicientas y menos en una Copa del Mundo. Ahora a levantarnos, ver lo positivo, centrarnos en nosotros, y hacer las cosas bien”.

EDUARDO GALEANO, ESCRITOR URUGUAYO:
“Hay intelectuales que niegan los sentimientos que no son capaces de experimentar ni, en consecuencia, de compartir: Sólo podrían referirse al fútbol como una mueca de disgusto, asco e indignación”.

ROBERT PIRES, jugador francés:
“Se debe jugar rápido si se puede, pero a veces hay que calmar el juego, buscar tocando, tener paciencia. El toque es importante y se debe jugar así. El toque genera la participación de todos los jugadores, porque todos intervienen en la circulación de la pelota. Exige movimiento”.

ANGEL CAPPA, entrenador argentino:
“El fútbol es orden para la aventura. Porque si es orden solo, no tiene sentido, como tampoco aventura sin orden. Y lo de estar concentrados, se usa esta frase para explicar todo. Si se falla en un córner, acudirá al … es que no estaban concentrados. ¿Y qué estaban pensando, que no habían pagado la hipoteca? Se ha inventado una expresión para evitar el análisis. Todo se basa en si estoy o no concentrado”.


jueves, 19 de junio de 2014

SE ACABARON LAS HAZAÑAS.


JORGE VALDANO 19 JUN 2014 -
MUNDIAL BRASIL 2014

“Esta noche para siempre se acabaron tus hazañas”, dice un tango clásico, y dan ganas de pensar en España mientras suena. Porque es verdad que se acabó de manera abrupta este ciclo, pero también que lo hecho hasta aquí cabe calificarlo de hazaña por lo que significó para el fútbol español y por lo que influyó en el fútbol mundial. Que este ciclo se termine frente a Australia en un partido que no significa nada, es una prueba más de que el fútbol no conoce la piedad. Se trata de un juego maravilloso, pero también terrible y lleno de paradojas. España, la última en irse de Sudáfrica con la Copa en todo lo alto, es de las primeras en marcharse de Brasil y justamente.

Chile cantó el himno como quien sale a invadir, no como quien sale a jugar. Y realizó un partido coherente con ese entusiasmo patrio. De hecho, presionó más de lo que jugó hasta el punto de que cada jugador de España que pensaba con la pelota en los pies, se quedaba sin pelota. Y si se descuidaba, también sin pie. A veces las pequeñas cosas tienen el valor de un símbolo, y ver a Casillas sacar en largo las primeras pelotas que recibió fue una confirmación de la falta de confianza que ha ido infectando al equipo.



La perfección técnica que alcanzo esta Selección requería tal armonía colectiva que aquello llegó a parecer un ballet en el que la pelota marcaba un ritmo rápido y hasta bello. Y que yo sepa la belleza no molesta a nadie. ¿Y por qué esta caída? El de España es un equipo cansado y no piensen sólo en términos físicos. Jugar al fútbol como lo ha hecho esta selección durante tantos años exige estar muy fresco: para tener las soluciones en la cabeza antes de recibir la pelota, para conectarse con los compañeros con una sola mirada, para presionar con urgencia tras la misma pérdida del balón. Ante Chile, y desde muy pronto, entendimos que muchos tornillos estaban desajustados, incluso los de la suerte, que suele restar conectada con la confianza.

Que este ciclo se termine frente a Australia en un partido que no significa nada, es una prueba más de que el fútbol no conoce la piedad.

No desmerezco a Chile, agresivo en el ataque, en la presión, en los regresos; y mucho menos a Holanda, que voló en su presentación. Pero como la decadencia no suele tener fondo, no me extrañaría que termináramos elogiando a una gran Australia en el tercer partido. Porque en España todos los jugadores parecen estar lejos entre sí, como si hubieran olvidado que la cercanía sirve para asociarse, tan importante para darle continuidad al juego como para recuperar el balón en manada tras la pérdida.

Acabar un ciclo de esta manera tiene que ver con el paso del tiempo, pero también con una cadena de fatalidades en la que terminan fallando jugadores que nunca fallaron, en la que cada error es de valor gol (en cualquiera de las dos porterías) y en la que hasta el orgullo parece cansado cuando el partido requiere de una respuesta heroica.



Foto Alejandro Ruesga. El País.es.
España, simplemente, no se encontró en este Mundial. Pero como la principal revolución de su fútbol es formativa, el legado será recogido por las nuevas generaciones, que tendrán que competir con los títulos, el hermoso estilo y hasta el ejemplar comportamiento de estos jugadores. Mucha personalidad hará falta para estar a la altura del recuerdo que nos dejan estos próceres porque, aunque el presente les condene, la historia sabrá ponerlos en el lugar que merecen. Simplemente, el más grande visto nunca.


miércoles, 18 de junio de 2014

PEKERMAN COLOMBIA DEBE SEGUIR JUGANDO CON SU ESTILO


Pekerman: "Tenemos nuestras ideas y sabemos lo que es un Mundial".

 Hay que imponerse en el campo de juego y poder soportar lo que el rival proponga", dijo el seleccionador de Colombia.
DPA
 18 de junio de 2014 



| EITAN ABRAMOVICH
El técnico de la selección colombiana, José Pekerman, dijo hoy que su equipo debe mantener el estilo de control de la pelota en el juego de mañana ante Costa de Marfil, que se disputará en Brasilia por el Grupo C del Mundial de fútbol. 

"El equipo debe mantener su estilo y su idea por respeto al rival. Hay que estar preparados ante ciertas situaciones, ya que cada partido es diferente. Tenemos nuestras ideas y sabemos lo que es un Mundial. Hay que imponerse en el campo de juego y poder soportar lo que el rival proponga", dijo.

Aunque Colombia derrotó por 3-0 a Grecia en su debut del sábado, Pekerman fue crítico con el equipo porque después del primer gol le cedió el control de la pelota al rival, que se acercó varias veces con peligro al arco de David Ospina. "Acá los equipos vienen con todo su potencial e intentan imponer su estilo.

"Es muy difícil que un equipo mantenga el ritmo durante los 90 minutos".

"Hay que saber imponerse y saber manejar los ataques del rival. Para llegar a lo más alto del Mundial, los grandes equipos también han pasado por altibajos, lo sabemos por la historia", afirmó.

Al analizar al rival, el entrenador argentino comentó que el equipo africano tiene mucha experiencia, pues ha mantenido la base de los últimos años. Por su parte, el volante de creación James Rodríguez dijo que si contra Grecia tuvo un buen desempeño, en el partido de mañana espera cumplir "un excelente papel". "Todos tenemos conciencia de que mañana tenemos que salir a ganar. Ojalá el estadio esté lleno otra vez", dijo Rodríguez, en referencia a los cerca de 50.000 colombianos que acudieron al estadio de Belo Horizonte en el partido ante Grecia.

Pekerman y Rodríguez hablaron con la prensa poco antes de que la selección colombiana realizara un corto entrenamiento en el estadio Mané Garrincha de Brasilia, escenario del partido de mañana. as.com.es


ESPAÑA CAE ANTE CHILE.

España fue el Titanic. 
por Jose Sámano. Elpaís.es

La mejor selección española de la historia se marcha del Mundial tras caer ante Chile y cierra una etapa irrepetible
La Roja requerirá un análisis fino y preciso cuando pase la conmoción

Silva, Busquets, Costa, Iniesta y Alonso, tras encajar un gol. / D. M. (REUTERS)




La España que más ha merecido un hasta siempre con todos los honores cerró su relato de hadas de forma espantosa, con un chasco mundial. Una pesadilla de campeonato para el resto de los tiempos, como también prevalecerán sus éxitos. Ante Chile, el campeón siguió en la lona, sonado por completo tras el desplome monumental con Holanda. No hubo campana que le salvara y el borrón es de tal calibre que La Roja, sin tinte y rasgada, se convirtió en la primera selección eliminada en Brasil, el mismo trance que la irrelevante Australia. Desde Francia 1998, el equipo no dejaba un Mundial por la trasera, en la primera ronda. Entonces, España tenía metabolizado hasta el hueso el pesimismo crónico.

Ahora resultaba impensable un petardazo semejante, pero el fútbol es amnésico y mañana es ayer. A los cuatro años de Johanesburgo y solo a dos de la Eurocopa de Kiev, Brasil supuso el Titanic español.
Como el fútbol no tiene alma, para desdicha española tuvo que ser en Maracaná donde le tocara pasar página sin consuelo alguno. Un desengaño absoluto para una generación que puso a España en la cima, de la que ha caído de forma sísmica. Una casta para el recuerdo infinito y un Mundial para el olvido. A ella le debe el fútbol español haber conquistado no solo sus mejores trofeos, sino dejar un legado único, el pensamiento propio en un país donde al fútbol solo lo definía la diversidad de los clubes.

Gracias a estos bajitos aventureros que desde 2008 hasta hoy decidieron desafiar a la ortodoxia, España ha sido la última gran reserva del fútbol. Con su testamento, la renovación inevitable al menos ahora tiene un manual. Y pocos han inspirado más ese formato que Xavi, de alguna forma, el gran ideólogo con botas de la España más feliz.

Tan triste fue el portazo en Brasil que el azulgrana pasó el que quizá sea su último partido a la sombra del banquillo. Comerse el marrón del engorro que resta con Australia sería peor aún. El destino fue especialmente cruel con Xavi y alguno más, como Iker y Alonso, otros dos de los iconos de la España con estrella.
Tan triste resultó el portazo en Brasil que Xavi vio el partido desde el banquillo de Maracaná

Del Bosque dio carrete a Pedro y Javi Martínez en lugar de Xavi y Piqué. Como si el Barça, con sello de autor en esta selección, y la propia España llevaran caminos paralelos. De la mano llegaron a la cúspide y del mismo modo ambos tendrán que proceder a la cirugía inmediata. Frente al rocoso y bien enhebrado equipo chileno, la selección española subrayó punto por punto que la masacre con Holanda no fue casual.
El ocaso estaba a la puerta, ya fuera porque el grupo llegara marchitado a estas tierras o porque no se pudiera recuperar tras profundas secuelas de la primera jornada. O ambas cosas a la vez, lo que requerirá un análisis fino y preciso cuando se despeje un poco la conmoción. Convendrá examinar con frialdad si la reforma podía haberse anticipado, si realmente de Brasil fue exiliado algún jugador de mayor vuelo actual que los presentes.



Sergio Busquets se lamenta tras fallar una clara ocasión. / ALEJANDRO RUESGA

Lo cierto es que en Río, desde el mismo arranque del partido, España fue un equipo con tiritona, de aquellos que se sienten vulnerables y dan todas las pistas al adversario. Una España desconocida, capaz de provocar algún esguince a la pelota en pases parvularios, sin el tonelaje de Chile, que con su resistencia vietnamita se imponía en cada pulso. Si ante Holanda estuvo pintona en el primer acto, con Chile de por medio no tuvo de casi nada, falto de chispa y de chicha, sin toque, tiqui ni remate. Al grupo español le temblaban hasta los cordones y ya al minuto la defensa se hizo un nudo y Alba casi bate a Casillas. España no encontraba el ritmo, Chile le había decretado prisión en todas las zonas del campo. La Roja no encontraba la manera de subordinar pases, su especialidad, y al choque perdía cada asalto. Varios le correspondieron a Xabi Alonso, y en una pérdida se originó el primer gol sudamericano. El error de Alonso desencadenó una defensa caótica de la jugada, hasta que embocó Vargas. Fue el propio Alonso el que estuvo a punto de remediarlo, pero Bravo le bajó la persiana con su salida sin demora.

El equipo subrayó punto por punto que la masacre ante Holanda en el primer encuentro no fue casual
España no encontraba salvamento ni en los pretorianos ni en los recién llegados, con Azpilicueta superado de nuevo por el peso de la cita, y Diego Costa en la proa del naufragio, sin hilo con nadie. Aránguiz, al filo del descanso, puso la sentencia al estampar en la red el balón rechazado por Casillas tras una falta lanzada por Alexis. Entre el enjambre de jugadores en el perímetro del capitán español, la cazó un chileno. En ocasiones no todo sale mal, sino aún peor.

Con 2-0 ya no había rescate posible. A Chile le bastó con mantener el tipo y no descuidarse ni a tiros. La voluntad española no alivió su crepitar. Un acto con Holanda y un primer tiempo con Chile y al destierro inmediato. El segundo tramo con los de Sampaoli solo aceleró los obituarios de una selección para la memoria eterna que se precipitó de mala manera al vacío. El ayer no suaviza el hoy y se agitarán las críticas y los avisperos. Motivos ha dado el equipo, pero como sostenía el escritor brasileño Nelson Rodrigues: “Ay, de quien no cultiva sus santas nostalgias”.


FRASES DE MOMENTO III

CONCEPTOS  MUNDIAL DE FÚTBOL 

CÉSAR LUIS MENOTTI:
España ha jugado muy bien el primer tiempo ante un adversario - Holanda - muy difícil. Jugó como aquellos tiempos de gloria de España, como en sus mejores momentos y, que podría haber terminado 2 a 0 a su favor.

Pero aparece Van Persie y su magia, más los errores de Casillas y el partido se deforma, es otro, ya que a Holanda no se le puede dar ningún tipo de ventaja, añade Menotti.

Cuando se equivoca un arquero inmediatamente se sacude la red, pero si se equivoca un delantero no siempre es gol.
Así como Casillas salvó una final y fue uno de los más importantes en Sudáfrica, ahora se ha equivocado frente a Robben, Van Persie, Arjen, y eso fue letal, definitivo en el juego, agregó Menotti. Lamento la crueldad con la que fue tratada la actual selección campeona del mundo, luego del partido.




JUAN CASTRO. EL ESPÍA DE LA ROJA:
A mí, que me registren, que conste, pero sí, Belo Horizonte es un paraíso para el macho cabrío. No solo eso. La ciudad que acoge a Chile es el paraíso de los bares. No hay ciudad en Brasil que tenga más establecimientos para tomar algo. Los hay de todos los colores y en todos los lugares, Más que en España, que ya es decir.

Sin tener esto nada que ver, Jorge Sampaoli, seleccionador argentino de Chile, ha establecido una concentración súperopaca: entrenamientos cerrados, jugadores concentrados, hermetismo, en fin. Jorge es un obseso del secretismo de sus métodos. Es bastante hermético, al estilo Bielsa, su maestro desde hace tiempo.

Pese a este secretismo en Toca da Raposa II, el cuartel general del Cruzeiro, parece claro que los chilenos van a jugar con defensa de cinco. Ojo, no es una muralla. Chile no sabe especular con la defensa. Mete más hombres atrás, pero en ataque el 'chicle' se estirará hasta un 4-3-1-2, con Arturo Vidal como enganche. Cuidado con ésta Chile: presión alta, vigor físico y jugadores de buen pie. No es el mejor rival.

JORGE VALDANO:
Qué espera de Brasil'14?
 Hay dos influencias que yo creo son buenos antecedentes. Primero, el título de España en el último Mundial, porque lo hizo defendiendo un fútbol de alta calidad. Y segundo, el hecho de que se juegue en un país que tiene una sensibilidad especial por el fútbol artístico. Y tenemos un freno a esas expectativas que es el tremendo cansancio de muchos de los jugadores. Al Mundial del 86, Maradona llegó con 29 partidos sobre las piernas; y si uno hace las cuentas ahora de lo que han jugado Cristiano o Messi, pues posiblemente estén entre 60 y 70 partidos. Eso en un país que tiene un clima especialmente exigente puede condicionar el espectáculo.


Ganar me entristece. ANTONIO AGREDANO. Ganar es un ejercicio melancólico. Tras la victoria sólo queda un paraje muerto. Es caprichosa la naturaleza  ser humano, esa carne literaria que es la nada que sucede al éxito. Apenas me acuerdo ya de la Champions que ganó el Madrid. Y no es por el Mundial, ni por nuestros pequeños con sus pequeñas gestas. Es otra cosa. Es una melancolía milimétrica, fría como la mano de un vecino. Hoy al ver la nueva camiseta rosa del Madrid he sentido algo desasosegante. No por el color, no por la camiseta de hecho, sino por todo lo que rodea a este deporte. Donde los éxitos se deshacen rápido. Donde lo vulgar sucede a lo extático. No hay nada más instantáneo, fugaz y caprichoso que el fútbol. Del gol de Ramos a la camiseta rosa, del cabezazo de Bale al hipotético fichaje de Pogba apenas hay un paso. Del arrobamiento de la victoria a la cotidianidad aburrida del club en un solo parpadeo.

El fútbol es una sucesión de hechos intrascendentes. Quiero pensar que vestirse tras el sexo es parte del sexo también. Pero no me sale. Por eso arrastro este bajón como de borrachera mal llevada. Los buenos libros, las películas, te acompañan siempre. Te enseñan, te animan, te dan claves para entender el futuro. El fútbol, sin embargo, no sirve para nada. Es hermoso pero está hueco. Luego del gol de la victoria no hay lectura trascendente, no hay lección de vida, sólo un grito enajenado y después la nada. Conquistar Lisboa para construir la ausencia. Empiezo a pensar que ganar es peor que perder. Que es en las derrotas donde pasan cosas. Que sólo tocando el suelo con la mejilla uno puede entender el fútbol.
Ganar es aburrido. Y lo digo ahora, porque ya hemos ganado. 

MARCELO DÍAZ, medio de chile:
¿Cómo le jugará Chile a esta España? El Xavi andino no tiene ninguna duda: "La idea es disputar la posesión de la pelota. Quitarle el balón con presión en toda la cancha. Esta Chile no es de pegar pelotazos ni dar patadas, y no vamos a cambiar el estilo contra España. Chile es única en su juego y con esa idea les podemos sorprender. No nos achicamos ante nadie".




ANDREA PIRLO, crack italiano:
¿Fue un niño prodigio?
 Más o menos sí porque siempre jugaba con niños varios años mayores que yo y destacaba bastante. Vivía en Flera, un pueblecito en la provincia de Brescia como tantos otros. Jugaba en el oratorio, en el colegio y después me marché a los juveniles del Brescia.
 ¿Sentía la envidia de los otros niños?
 Todos los padres quieren que sus hijos lleguen a ser futbolistas y sí, hay envidia. Pero después de tantos años, queda solo el recuerdo.

¿Quién fue su ídolo de la infancia?
 El centrocampista alemán Matthäus, porque yo era un aficionado del Inter y era un jugador importante; y Roberto Baggio, porque me identificaba con su estilo de juego.



¿Cómo ha evolucionado la Nazionale en los últimos años?
 Después del Mundial de Sudáfrica 2010, un fracaso total, vino un segundo puesto en la pasada Eurocopa y un tercer puesto en la Confederaciones. Siempre con un buen camino, un buen juego. A ver qué hacemos en Brasil.