viernes, 29 de agosto de 2014

RECUPERAR EL JUEGO Y EL AFECTO DEL HINCHA.

Puede que el fútbol se acabe”.

Zdenek Zeman (Praga, República Checa; 67 años), Entrenador del Cagliari, apuesta por recuperar el juego y afecto del aficionado, en una Serie A que empieza en Italia.

JORDI QUIXANO Cagliari (Cerdeña) 29 AGO 2014 -

Zdenek Zeman.

Una voz castigada por la edad y el tabaco anticipa su llegada. “Tu sei il mio amore...”, canta Zdenek Zeman(Praga, República Checa; 67 años) al tiempo que asoma con paso pesaroso pero decidido por la sala de prensa de la ciudad deportiva del Cagliari. Es la apuesta del club para recuperar el fútbol y el afecto del aficionado, desgastado como estaba tras los despropósitos del expresidente Massimo Cellino, que, entre otras cosas, decidió forzar a los poderes políticos para que renovaran el estadio de Sant’Elía al hacer que su equipo jugara de local en Trieste, a más de 1.000 kilómetros de la isla.

El Cagliari inicia este domingo con un nuevo mandatario [Tommaso Giulini] otra era en la Serie A ante el Sassuolo (20.45). Y lo hace de la mano de Zeman. “No sé si soy distinto al resto, pero sí que vivo bien conmigo mismo”, expone el técnico de piel estriada, ahora también bronceada por el sol de Cerdeña. Canícula que no impiden sus dobles raciones diarias de entrenamiento. “Cuanto más espectáculo quieres dar, más tienes que trabajar”, advierte.

P. ¿Su pasión por el fútbol no se consume?
R. Espero que no. Con los años que tengo, esto lo hago por mí, porque me gusta. El fútbol es uno de los amores de mi vida, además de cualquier mujer... Yo entrenaría hasta el final. Pero eso no depende de mí, sino de la confianza que me dan.

P. Siempre ha defendido el 4-3-3 y jugar al ataque. ¿Es una propuesta que no pasa de moda?
R. No lo sé, pero mi influencia e inspiración fue Stefan Kovacs [técnico que dirigió al Ajax campeón de Europa en 1971 y 1972]. Entendí que el fútbol es espectáculo. Debemos hacer que la gente se interese porque de lo contrario, se aburre, duerme y no vuelve. Yo quiero tener al público divertido y despierto. Quizá es que soy viejo y por lo tanto romántico. Pero aun así, a mí me gusta más un gol que un aplauso.
Quizá es que soy viejo y por lo tanto romántico. Pero me gusta más un gol que un aplauso".

P. ¿Cree que es lo mismo perder por un gol que por seis?
R. No, pero sí creo que los entrenadores deben leer los partidos de forma distinta a la afición. Puede ser que pierdas y tus jugadores lo hayan hecho bien; y puede ser que ganes y no te guste lo que han hecho. Yo miro las prestaciones, no los resultados. Y no soy feliz si mi equipo gana sin buen fútbol. Solo los aficionados pueden alegrarse por eso. Un entrenador, no.

P. Usted dice que le acusan de ganar poco, pero que se siente ganador porque tiene el afecto de la gente. ¿Es así?
R. Para empezar, soy el entrenador que más jugadores ha dado y construido para la selección italiana. Así que no he perdido tanto... Y sí, creo que el público del fútbol aprecia mi trabajo. A veces, los perdedores ofrecen más que los ganadores.

P. ¿Y cómo se le hace entender eso a un jugador?
R. El jugador lo que debe entender es que debe dar ahí fuera lo mejor que tiene dentro. Así podrá ganar.

P. ¿Por qué desaprueba el Catenaccio?
R. Simplemente no he pensado nunca en jugar al Catenaccio. Y si lo he hecho es por culpa de la bravura del rival.

P. ¿Sería feliz ganando con el estilo de juego de Mourinho?
R. No. Para nada. No es mi fútbol. Yo interpreto el juego de una forma distinta, más ofensiva. Me gustan los partidos de sus equipos por las individualidades de los futbolistas, que son fantásticos, pero no por cómo se mueve el equipo en sí. Hay entrenadores que hacen jugadores y entrenadores que son hechos por los jugadores. Yo me siento de la primera categoría.

P. Aunque sus entrenamientos son muy exigentes en lo físico...
A mí me gusta el fútbol, no el circo que lo rodea. Me gustaría volver al principio, pero no hay marcha atrás
R. Correr más que el otro no me convence; hay que saber cuándo y cómo corres. Es inútil desplazarse mucho si estás equivocado. Pero está claro que este es un deporte de movimiento y debes correr para tener ventaja sobre el rival.

P. ¿En 1998 consideró que el Juventus y otros equipos tenían ventaja sobre el suyo porque se dopaban [“el fútbol debe salir de las farmacias”, dijo]?
R. No los acusé de dopaje. Dije que exageraban con los fármacos. Después cada uno lo puede interpretar de su manera. Pero luego el proceso judicial me dio la razón, por más que no sucediera todo lo que debía suceder por prescripción de los hechos.

P. ¿Cree que se le castigó socialmente por decir la verdad?
R. Yo estoy en paz, quería salvar la salud de los jugadores.

P. ¿Por qué el fútbol italiano ha estado inmerso en tantos líos?
R. No es solo el italiano. Ocurre en todos lados porque ahora el deporte de élite es negocio. Y el negocio tiene otras reglas al deporte. A mí me gusta el fútbol, no el circo que lo rodea. Me gustaría que volviésemos al principio, pero no hay marcha atrás.

P. ¿Le preocupa?
R. Mucho. Puede que el fútbol se acabe. La gente dice que no se puede terminar, pero si hay 100 equipos con cientos millones de deuda... Alguien tendrá que pararlo en algún momento.

P. ¿Qué le parecen los fichajes multimillonarios de Neymar, Bale, Luis Suárez, James...?
R. Para mí es exagerado. Pero si se lo pueden permitir... El problema es el que no puede permitírselo.

P. ¿Es cierto que dijo que Berlusconi había roto el mercado al llegar al Milán y que el resto de clubes se endeudó al imitarle?
R. Sí, pero no era culpa de Berlusconi. Él invirtió mucho para tener un equipo de 22 internacionales y los otros trataron de copiarle sin tener ese dinero. Así que la culpa era de los otros. Llegará un día en el que llorarán. Quizá se debería reflexionar sobre cuándo piensan solucionar sus deudas.

P. ¿Cree que, sin embargo, el futbolista es ahora más profesional?
R. No, no lo creo. Al inicio de mi carrera, los jugadores hacían sacrificios y no hacían la vida de los demás jóvenes. Hoy, cierran las discotecas. Parece que la profesionalidad se entiende porque van a las ruedas de prensa, ante la tele, y hablan mejor que los chicos de antes que se contentaban con decir. ‘Hola mamá’. Pero eso no es profesionalidad.

P. ¿Usted dejaría fumar o salir de fiesta a sus jugadores?
R. Los tengo que dejar. No puedo obligar a nadie.

P. Si le diesen la posibilidad, ¿qué cambiaría en el fútbol?
R. Haría que fuese fútbol. 11 contra 11. Es lo justo.

P. Ahora está en el Cagliari... ¿qué tiene este club de distinto?

R. Que es de una isla y, como tal, tiene un ambiente bastante cerrado. Pero puede ser una ventaja porque también fortalece el apego al club, el sentimiento de pertenencia.
elpaís.es/deportes

domingo, 24 de agosto de 2014

ATLÉTICO DE MADRID SE QUEDA CON LA SÚPER COPA DE ESPAÑA 2014

GANÓ EN SU PROPIO ESTADIO.  

Un partido con mucho sabor a desquite para Atlético ya que había perdido ante el Real la Champions. Es comienzo de temporada, los entrenadores en el proceso de ajustar sus plantillas, de que estos nuevos jugadores asuman pronto los movimientos de su modelo de juego, jugársela en dos partidos uno de visita y el otro de local, para imponer sus ideas, su propuesta, se conocen demasiado tanto individual como colectivamente los dos equipos, y si hablamos de sus propósitos tácticos en cancha ni se diga, los análisis, las experiencias que quedan de anteriores confrontaciones, daban claridad en los conceptos que imperarían en el juego.

Así pintaba el clásico pero a los 2´ minutos Mandzukic -recién incorporado al Atlético – anota con buen remate un gol que determina y cambia muchas cosas en lo que sería el trámite del partido. Esta ventaja temprana hace que el Atlético se aferre mucho más a su estilo característico: rigor, pierna fuerte, uno contra uno a muerte, mucha seguridad en defensa, fouls reiterados para detener el juego, amarillas, reclamos, discusiones, roces, agresividad, terminar jugada de ataque y rearmarse muy rápidamente en su propio campo y no ofrecerle a su rival espacios para sus transiciones ofensivas o para maniobrar con mucha libertad cuando intentara con combinaciones de pases ir por abajo a buscar sus mejores instantes ofensivos para anotar.

Real Madrid cuando le atacan se siente complacido cuando tras recuperación de pelota tiene espacios para la potencia, velocidad y contundencia de Coentrao o Marcelo, Carvajal, Modric, Bale, Cristiano, Benzemá, y ahora James Rodríguez -que es hasta el momento el jugador de mejor rendimiento y va encontrando su mejor sitio para llenar ese mediocampo blanco de talento, toque, remates, pases gol y goles-, pero con un gol en contra iniciando el juego y un adversario que se mete en su zona a defender con agresividad, con orden, sólido, de marcas fuertes, se siente demasiado incómodo y no encuentra soluciones para conseguir otro trámite y un resultado diferente.

Ancelotti nunca demostró mucho interés por DiMaría, a este crucial juego no lo convocó, es un jugador importante por sus características, por su aporte cuando juega ya sea en banda o por el centro. Tiene gol, desborde, media distancia, buen centro, habilidad, ida y vuelta, pero hoy se supo que se despidió de sus compañeros, y ante la llegada de James, opta por ir a otro equipo en donde seguramente no tendrá que pelearse su titularidad con nadie y parece que en Manchester United van muy avanzadas las conversaciones y muy pronto estará en Inglaterra bajo el mando de Van Gaal, convirtiéndose en una baja muy sensible, en el aporte en el juego y la propuesta del Real Madrid.

Hizo cambios Ancelotti entró Isco, Marcelo, Cristiano- que viene con inconvenientes musculares hace más de 5 meses-  pero nunca el Real se mostró claro para lograr remontar el resultado y se fue diluyendo ante el carácter, la fuerza colectiva, la gran actitud como equipo que tiene su rival y vio como ésta Súper Copa se fue a manos de su archirrival español en Madrid, el Atlético.

Simeone fue expulsado. Luego reconoció su error, hizo que su propuesta táctica saliera avante otra vez, da una nueva muestra del poder que tiene como entrenador y líder en su grupo, transmitiendo de su personalidad el coraje, el temperamento, la pasión, la actitud combativa, la agresividad en el actuar que lo distinguieron como jugador no sólo del Atlético sino en el Selección Argentina. 

viernes, 22 de agosto de 2014

ATLÉTICO SE QUEDA CON LA SUPERCOPA DE ESPAÑA


Simeone: "Esto no es igual que la Champions, pero aquí vivimos el hoy"

EMILIO CONTRERAS23/08/14 -


El Cholo Simeone estaba feliz por ganar otro título, pero quiso pedir disculpas por la roja: "He pedido disculpas porque cuando uno comete un error hay que hacerlo. Exageré en el pedido de que Juanfran entrara rápido y el árbitro me expulsó".

Pelear con los grandes: "Cuando uno juega una Liga tan larga es difícil competir. A un partido o eliminatoria todo es posible, pero en una Liga tan larga tienes que jugar al 110 por ciento. El Barcelona llegó a la última jornada de Liga con chance sin hacer una buena temporada".

Fichajes: "Los jugadores nuevos me darán otras prestaciones. Estamos mejorando. Ha sido el partido más importante de Mandzukic, Griezmann nos dio un salto de calidad en la segunda parte, Siqueira hizo un gran partido..."

Di María: "No me permito opinar de las decisiones de otro entrenador. A mí me gustaría tenerlo con nosotros".

Fichaje: "La plantilla no está cerrada. Todo puede pasar. Ha habido cuatro cambios mínimo porque Mandzukic no es Costa, Griezmann no es Villa, Siqueira no es Filipe... y vamos a ver como el equipo va creciendo sin perder la esencia".

La revancha: "No es igual esto que la Champions. Nosotros vivimos el partido del hoy. La otra vez no salió bien, pero siempre somos competitivos y eso nos llena de orgullo".

 Ancelotti: "No tenía necesidad de Di María en este partido"
EMILIO CONTRERAS23/08/14 -


Carlo Ancelotti valoró así la derrota ante el Atlético: "Este partido no lo hemos hecho bien, pero mejor perder este partido que en Lisboa".

Cambios: "en la segunda parte hemos perdido el control del juego, necesitamos más posesión como en la primera mitad. Luego, hemos dado más oportunidad al Atlético. Por eso los cambios en la segunda parte".

Sextete: "Nunca nadie de nosotros hemos hablado de sextete. Hablamos de ganar la mayor cantidad de títulos, pero no de sextete".

Cristiano Ronaldo: "no estaba para jugar 90 minutos. He pensado jugara en la segunda parte".

Di María: "Es una decisión técnica. No tenía necesidad de Di Maria. No van a llegar más refuerzos. El mercado está terminado".

James: "Ha hecho una primera parte fantástica".

Khedira: "tenía permiso para marcharse y cuando el jugador es libre, puede marcharse donde quiera".

Ramos: "Hemos pagado salir relajados, me incluyo el primero"



Sergio Ramos, segundo capitán del Real Madrid, aseguró que la derrota en la Supercopa de España ante el Atlético de Madrid fue por "salir relajados" y asumió su parte de culpa en el tanto de Mario Mandzukic que decidió el título.

"Es un día muy triste para nosotros por perder un título que hemos disfrutado por el mérito de la temporada pasada. Nos habría gustado conseguir la Supercopa pero hay que felicitar al Atlético de Madrid.

 Hemos pagado salir relajados los primeros minutos, me incluyo el primero y luego han jugado el fútbol que saben y les felicitamos", manifestó en la zona mixta del Vicente Calderón.

Tras la ida Ramos ya criticó la falta de concentración defensiva en los últimos minutos del encuentro del Bernabéu cuando llegó el tanto del empate de Raúl García. Hoy, lamentó el mal inicio y la falta de puntería.

"En la primera parte tuvimos ocasiones de goles muy claras, cuatro rozando el gol y estas finales las marcan los pequeños detalles. Ellos se han adelantado muy pronto y con el marcador en contra es más complicado. Les felicitamos y nos centramos en la temporada que empieza", aseguró.

"Hemos manejado los tiempos cuando hemos podido. No ha sido un gran partido de ninguno de nosotros. Hay que sacar conclusiones y pasar página", sentenció.







martes, 15 de julio de 2014

CONCLUSIONES MUNDIAL BRASIL 2014 segunda parte


ALEMANIA GANÓ EL MUNDIAL 2014.
Por Diego Edison Umaña



 COMUNICACIÓN, ESPECTÁCULO, NEGOCIO, DEPORTE
Nunca se había vivido un Mundial con tanta difusión. Espectacular. La actividad desde los medios de prensa, radio, televisión, internet, redes sociales, fue poderosa en calidad de información, variedad. Siendo el fútbol un deporte muy especial para el debate, la polémica, hubo temas a montones, para todos los gustos. Publicidad con mucha imaginación, talento, sorprendente. El periodismo tuvo a todo el planeta pendiente las 24 horas del día viviendo el Mundial con pasión, alegría, motivación, información por montón.

LA TRIBUNA. AFICIONADOS.
Esa relación invisible pero de gran poder entre la cancha y los jugadores y la tribuna y su gente, unidos por el sentimiento del juego del fútbol. La gente, el hincha, el aficionado, el curioso, el vendedor, el transportador, los restaurantes, los bares, la calle, de una dinámica imparable de felicidad, de intención de vivirlo al cien, de apoyo a su respectiva selección, de ponerse la camiseta, pintarse la cara, ponerse un gorro, saltar, gritar, aplaudir, de hacer de la tribuna la gran protagonista de este certamen, robando por momentos la atención de lo que sucedía en la cancha. Un reconocimiento grande a la gente que se la jugó entera y fue a Brasil a apoyar a su selección.

ARBITRAJE.
Mal balance para algunos árbitros. Jugadas increíbles, en que cometieron graves errores. También hubo buenas actuaciones que hicieron pasar desapercibida la presencia de los jueces en la cancha. Jueces de línea que tomaron decisiones erróneas y perjudicaron no solo a un equipo sino al juez central quién es el que toma la última decisión. Hicieron pensar con sospecha en algún momento a mucha gente que observaba los partidos, pero afortunadamente ganó un equipo que mostró a través del torneo que era sin discusión el mejor.

TIEMPO DE MUNDIAL.
Con máximo respeto se podría examinar de nuevo la fecha de jugarse el Mundial y escoger un momento en el que los jugadores están más enteros y puedan rendir en su mejor producción y darle al torneo un mejor juego, mejores partidos, un nivel muy superior, diferente. El Mundial se juega al final de temporada, en época de vacaciones,  y los jugadores llegan muy desgastados. Por ejemplo, en este torneo los mejores del planeta no vinieron, algunos estaban lesionados. Y los que vinieron no estuvieron o estuvieron en muy bajo nivel como Messi, Ronaldo, Xavi, Iniesta, Busquets, Pirlo, Gerrard, Drogba, Rooney, Forlán, Cavani,  y otros se fueron lesionando en pleno campeonato.

ALEMANIA ES EL CAMPEÓN.
El equipo que mejor fútbol nos dió desde el debut. Llevando adelante un proceso de diez años. Tienen un equipo de promedio 25-26 años, o sea para los dos próximos mundiales estarán con más experiencia, jerarquía, conocimiento, madurez, de disputar, con su fútbol inteligente, de nuevo la Copa del Mundo.
Un equipo con un fútbol de toque preciso, inteligente, paciente, un juego de posesión bien estructurado posicionalmente permitiéndole una gran gestión del trámite del mismo y por supuesto mejores posibilidades de ganarlo.

Un gran entrenador, muy buenos jugadores, una idea clara y perfectamente asimilada, bien llevada a la cancha, a la competición y lo más relevante hacerla funcionar eficazmente ante cualquier rival que se le ponga al frente.



Amplitud como principio fundamental ofensivo, superioridades numéricas en la zona de gestación del juego, ataque por bandas y búsquedas de llegada al fondo, centros o pase hacia atrás cerca al área(media luna) para un medio que llega a rematar, movimientos sin balón que distraen y apoyan en las combinaciones que hacen por el medio, contundencia en ataque, medias distancias, juego aéreo en táctica fija poderoso, pues tiene excelente talla y buenos cabeceadores, una defensa fuerte, rápida, segura, atenta en el juego corto, en pases entre líneas para no dejarse sorprender, un arquero que juega igual en su área chica o fuera del área grande y tiene gran técnica de pases, de saques, y visión del juego, que es seguro en el juego aéreo e iniciador de transiciones ofensivas con su preciso y potente saque.  

Muchas veces el fútbol no premia al mejor. A veces es injusto. Pero esta vez el azar, el destino, el mismo fútbol, decidieron que cuando se equivocaran atrás ( en la jugada de Higuain y la de Messi) no les harían gol en contra y así fue. Alemania lo venía buscando en torneos anteriores y por fin lo consiguió, mostrando una nueva perspectiva de fútbol colectivo, de excelsa técnica, jugadores inteligentes respondiendo decididamente a sus interpretaciones episódicas del juego.

EQUIPOS QUE HICIERON UN GRAN TORNEO.
COSTA RICA. Ha llegado muy lejos. Creo que ni ellos se lo esperaban, pues tenían un grupo demasiado fuerte de tres históricos: Italia, Uruguay e Inglaterra, nada menos. Pero actuaron bien, con orden colectivo su primer argumento sólido, su actitud convencida luego del debut de que se podía y su entrenador Jorge Luis Pinto (colombiano) que utilizó en cada partido la estrategia indicada para mermar a sus encopetados rivales y poner a sus dirigidos en un rendimiento de juego táctico espectacular.

COLOMBIA. Entró a un grupo viable: Grecia, Costa de Marfil y Japón. Lo supo superar bien, con actuaciones por momentos muy buenas y también momentos en que no tuvieron argumentos suficientes para imponer un juego colectivo – como lo habían tenido en eliminatorias – para controlar sus triunfos parciales en los partidos. Igual tuvo a su arquero Ospina, quién respondió cuantas veces fue exigido, Y a James Rodríguez –goleador del torneo- “EXTRAORDINARIO”, sus jugadores más destacados. Llegó por primera vez a cuartos y se enfrentó a Brasil, el local, pentacampeón y no hizo el partido que se necesitaba para poder vencer a un descontextualizado Brasil, presionado, inseguro, dependiendo exageradamente de su astro máximo Neymar, sin variantes tácticas. Nuestro equipo se fue dejando una gran historia, la mejor del fútbol colombiano a nivel selección en un mundial.



JAMES RODRÍGUEZ. Orgullo colombiano. Es un verdadero crack. Hoy por hoy uno de los jugadores más cotizados y pretendidos en el mundo entero. Un diez extraordinario. Inteligente, con habilidad, trabajo de equipo, gol, una imaginación impredecible, pase gol, lo tiene todo. Gracias por ser colombiano.

CHILE.
Venía bien afirmada con partidos previos amistosos con Alemania y España, en donde le había ido muy bien y había dejado las mejores informaciones como equipo tanto individual como colectivamente. Pasó en su grupo, pudo vencer a Brasil, en tiros desde los doce pasos quedó eliminada, pudo unos segundos antes de terminar el tiempo suplementario anotar gol y clasificar pero erraron esa gran oportunidad. Es un equipo joven, con tiempo por delante, y seguramente en  próximos Mundiales darán mucho de qué hablar. Se fueron pero quedó el sabor agridulce de que eran mejores que Brasil y ese día tuvieron para ganar.

BÉLGICA, ARGELIA, FRANCIA, E.E.U.U.
Fueron equipos que con un poco más de agresividad en su propuesta, mejor contundencia en su fase ofensiva – mal extendido a muchos equipos en este Mundial, que les perjudicó, provocando su eliminación. Pero son equipos con mucho futuro para próximas competiciones a nivel selección.

HOLANDA
Jugó y ganó el tercer puesto a la endeble, incomprensible, débil, Brasil. Robben fue su mejor argumento. Es una selección que apunta a la renovación por edad de varios jugadores importantes del presente. No superaron lo hecho en Sudáfrica en 2010.  

URUGUAY, ITALIA, INGLATERRA, ESPAÑA, PORTUGAL.
La gran decepción estuvo en estos equipos. De gran historia, Campeones del Mundo,buenos jugadores, dieron una gran decepción a sus países. Muy bajo nivel de rendimiento mostraron en este torneo. Por su pésima actuación decretaron un Mundial muy parejo, en el que cualquiera podía ganar, dieron vida a muchas selecciones para ser protagonistas, a excepción de Alemania, que ya mostraba su superioridad. 


LAS FIRMAS DEL PAÍS DE ESPAÑA ANALIZAN EL MUNDIAL


El modelo triunfal de Alemania, la resistencia argentina, el topetazo de Brasil, la electricidad de Robben... Jorge Valdano, Santiago Solari, Míchel y Diego Latorre desmenuzan el torneo

EL PAÍS Madrid 14 JUL 2014 -


Jorge Valdano, Santiago Solari, Míchel y Diego Latorre. / SCIAMMARELLA
El Mundial de Brasil, sellado con el triunfo de Alemania en la final de Maracaná ante Argentina (1-0), ha deparado algunas imágenes y episodios para el recuerdo. Para siempre quedarán el bocado de Luis Suárez al italiano Chiellini, la explosión del talentoso James Rodríguez, la goleada más sonrojante de la historia de la Copa del Mundo encajada por Brasil y el dardo final del joven Götze.
 Por el camino, además, mucho nombres propios y un profundo análisis futbolístico encabezado por cuatro de nuestras firmas. Hablan Jorge Valdano, Santiago Solari, Diego Latorre y Míchel.

 Alemania, revisión y evolución
JORGE VALDANO ELPAÍS.ES 14 JUL 2014 -

LO BUENO
La intención. Tuvo más que ver con el triunfo de España en el último Mundial que con el lugar en que se disputó el campeonato, puesto que Brasil no se aplicó el cuento. ¿Cuál es el cuento? Ser protagonista, no despreciar la tenencia de la pelota, provocar y no esperar el error del rival.
La fase previa fue atractiva por ese motivo y a partir de octavos el campeonato se hizo algo más especulativo porque la fuerza del resultado redujo el sentido del riesgo de los equipos contendientes.
Alemania es el gran ejemplo. La selección de Joachim Löw es el resultado de un país que decidió cambiar el proceso formativo de su fútbol hace 10 años. Lo que hizo es muy valioso porque los resultados de Alemania siempre han sido buenos. Revisar el proyecto sin sentirse empujado por malos resultados y que todos los clubes se sientan comprometidos con la revolución tiene mucho mérito.

LO MALO
La pelota aumentó su protagonismo, pero empezó a notarse la influencia de una enseñanza cada vez más académica.
Los jugadores han mejorado mucho el control y el pase, que es la base del buen juego colectivo, pero cada día vemos menos regateadores. En el país de Garrincha solo Robben por velocidad y James Rodríguez por talento puro eliminaban rivales y le abrían un panorama nuevo a la jugada.
Tiene que ver también con la alergia al riesgo: nadie quiere apostar la pelota driblando a un rival porque la pérdida se paga cara. Pero hay lugares para intentarlo sin exponerse al peligro. Sin este tipo de jugadores el fútbol se hace muy rutinario. Por eso admiramos tanto a Messi y esperamos tanto de jugadores como Hazard.

El fútbol como un todo
Nadie sostiene un ciclo de éxito más allá de cinco años. Es antinatural. Eso le pasó a España, además de muchas pequeñas decisiones erróneas


DIEGO LATORRE 14 JUL 2014 – elpaís.es. Yves Hermann

Una niña sostiene un trofeo de la FIFA al recibir a la selección Argentina. / EFE
Fue el Mundial de la búsqueda incesante de la victoria, el fútbol como un todo, sin posiciones establecidas, cantidad de goles, partidos emotivos y muchos revertidos en los últimos minutos. Sin defensas ni delanteros clásicos ni centrocampistas con una sola función, sobre todo enAlemania y Holanda. Sin delanteros que acamparan en el área ni defensas que se limitaran a defender. Es un retrato de los últimos años, un avance.
Mascherano fue el símbolo de la metamorfosis de Argentina, que llegó como el equipo de Messi y los cuatro de arriba, y se marchó del torneo como el conjunto de El Jefecito. 
Al principio, el equipo se desmembraba en dos y, poco a poco, se fue haciendo más homogéneo. El entrenador entendió lo que necesitaba a pesar de la victoria. Porque la victoria ciega y, a veces, también por superstición no queremos cambiar nada: como si las leyes divinas pesaran más que las leyes del juego. Pero mejoró Argentina con la entrada de Biglia al lado de Mascherano y en lugar de Gago; y con la presencia de Demichelis en puesto de Fernández. Empezó a dar más seguridad y a defenderse unos metros más atrás, a replegarse más, pero fue más difícil llegarle. La antítesis de lo que llegó proponiendo Argentina. Mascherano fue la voz de Argentina.

Del Bosque falló en la negación a renovar el equipo en los momentos justos.
Me gustó Robben por sus engaños, gambetas y jugadas de gol. Sin él, Holanda no tenía argumentos ni recursos para llegar. Robben mantuvo esa ilusión hasta el final. Me encantó Toni Kroos, por su inteligencia para hacer lo que convenía a Alemania en cualquier momento, me pareció genial. También Hummels, un grandísimo defensor: siempre va a la pelota, la quita con las dos piernas, apenas comete faltas, siempre bien posicionado, sale bien con el balón y es un buen cabeceador. En cuanto a James, ha demostrado mucha personalidad en una edad, 23, en la que los jugadores se están formando. Pidió la pelota en cualquier circunstancia y se cargó a Colombia a la espalda, viniendo como venía de un año en el que no fue considerado por Ranieri en el Mónaco.

En lo negativo, la histeria de Brasil. El fútbol tiene un componente fundamental para tomar decisiones con inteligencia, la serenidad. Scolari debería haber tratado de poner las cosas en otro plano. El corazón y el orgullo están muy bien, pero sin calma, caminas sobre el precipicio.
Nadie sostiene un ciclo de éxito más allá de cinco años. Es antinatural. Eso le pasó a España, además de muchas pequeñas decisiones erróneas, como la apuesta de Diego Costa, que venía de un prototipo totalmente distinto, o la negación del seleccionador a renovar el equipo en los momentos justos. Algunos jugadores no estaban bien y no sé si por lealtad, Del Bosque les dio continuidad, en especial a Casillas, que venía de inactividad y de esa final de Champions contra el Atlético. En todo caso, si hubiese marcado Silva el 2-0, la historia habría cambiado. Después todo se derrumbó.


 Müller y las camisetas de sus antepasados

MÍCHEL 14 JUL 2014 – ELPAÍS.ES

SEMICLAUSURA
Cuando escribo estas líneas, la Copa del Mundo no tiene dueño todavía. Brasil la ha devuelto a su lugar después de comprender que no le pertenecía de antemano. Prefiero hacer un resumen de lo que he visto, disfrutado y soportado, sin el prejuicio del campeón y sus razones. En toda esta serie de artículos he disfrutado de lo que más me entretiene, porque para ello hacerme mayor no me importa; sigo hablando como si fuese juvenil. A mí me habrá parecido bien….

DE SELECCIONES
Comenzaría diciendo que en España todavía estamos recuperándonos del KO Fue tan imprevisible que seguimos en el globo. Sin más que decir.

Tengo esperanzas en el futuro de Francia y Bélgica. Ambas dejaron constancia de que su transición comienza a ver el final. Atentos a ellos como grupo y con muchos jugadores en clara progresión. Alemania se ha ido transformando desde que Löw fue arrinconando a Lahm —excelente lateral— y dando galones de centrocampistas a los que saben parcelar el terreno. Todo fue más natural y más dinámico con diversidad de jugadores en idéntica sintonía.

 Holanda fue más llamativo que efectivo. Nos goleó y fue perdiendo fuelle más allá de la fase de grupos. Argentina sabe convivir en cualquier escenario. Son competidores y competitivos. Siempre con una estrella que les da el toque final, pero tienen un corazón que les late al ritmo necesario para parecer mucho mejores. Sin jugar a mucho, no se dejan atropellar. Llevan en su ADN símbolos de ganadores. Son una roca a prueba de erosión.

Las selecciones emergentes se han sumergido más que emerger, como los africanos porque se han aburguesado en las grandes Ligas y ya no tienen voracidad ni hambre. Ya son señoritos. México como siempre: querer más que poder, a pesar de su enorme capacidad general que en la competición se minimizan. Y por último, Estados Unidos que está empezando a creer que, como ya dije, para ellos el soccer ya no es tal; es fútbol.

DE SELECCIONADORES
Löw me gusta y mucho. No es enrevesado, ni soberbio. Su gestión de la situación le hace creíble. Fue modificando su planteamiento con soluciones naturales que dirigieron al equipo a mejor; mucho mejor.

El histórico Van Gaal tiene algo: siempre tiene éxito. Decidido en la extravagancia tras su aspecto de mayordomo de Casa Real, pero siempre esconde una facilidad asombrosa para ser práctico. Gana donde va. Lástima que se quedara sin cambios ante Argentina, porque quizás sus habilidades ilusionistas nos habrían dado de qué hablar un poquito más. Ya que estaba en racha….

Klinsmann es Cristóbal Colón: ha descubierto el fútbol para el Nuevo Mundo.
 Sampaoli dio la vida a Chile con la credibilidad del trabajo concienzudo. Sin Copas también se debería estar entre los mejores. 
Scolari se empecinó en maniobras militares, dejando a un lado la leyenda de su selección en un simulacro defensivo de la OTAN ante cualquier ataque extranjero. El Maracanazo se le quedó pequeño. 
Deschamps y Wilmots trajeron ropa limpia y la colada hecha. Síntomas esperanzadores.
 Pinto en Costa Rica compuso una alternativa al Himno de la Alegría por no tener enemigos y sumar seguidores. Una representación emotiva y meritoria.

FUTBOLISTAS Y PORTEROS
Leo y escucho que es el Mundial de los porteros, como si no fueran de este círculo, o como si no fueran futbolistas. Es como no llamar toreros a los toreros a caballo —rejoneadores—. Los hay que han hecho un servicio a la patria con trabajo extra. Keylor Navas sustituyó al pulpo Paul. Sus tentáculos también rompieron pronósticos. Neuer y Claudio Bravo son aquellos líberos ahora con guantes. Juegan y paran. Krul tardó menos en sacar provecho a su trabajo que la firma de un notario. Ambos trabajos de precisión crematística. Romero ya se puede morir tranquilo…


Suárez fue el cazador cazado. Suele morder a sus presas pero disparando redes. Confundió el objetivo. Laterales como el americano Johnson tan veloz como Usain y tan certero como Bolt. Danny Blind, un lateral con visión panorámica al que dejarán de recordarle quién es su padre. Rojo, defensa más ofensivo de lo que suele ser la costumbre argentina. Mascherano un jerarca racial. Pogba con zancadas gigantes queriendo llegar a la cima cuanto antes. La pareja alemana Kroos-Schweinsteiger, botas de diamantes en cuerpos de basalto, con la colaboración de Khedira en su versión internacional, donde llega tanto como quita. Y mayoría de edad forzada de Neymar, porque ningún compatriota quería esa responsabilidad. Messi que es como los buenos amigos: no molesta y siempre se le espera. James Rodríguez y Robben, dos zurdos que golean bien derechos. El colombiano dibujando, el holandés galopando.



Y la estrella del Mundial por su versatilidad: Müller, que se puso todas las camisetas de sus antepasados alemanes para parecerse a sí mismo en diferentes versiones. Lo hace todo bien. 

 El Mundial desde Río
No voy a negar que vivir los 64 partidos desde Río de Janeiro ayudó a que este Mundial me parezca el mejor de todos

SANTIAGO SOLARI Rio de Janeiro 14 JUL 2014 – elpaís.es

No voy a negar que vivir los 64 partidos desde Río de Janeiro ayudó a que este Mundial me parezca el mejor de todos. Acá "el pan de azúcar basta para almibarar toda la bahía". Pero haber redescubierto a Girondo o tener enfrente del hotel una playa con la longitud justa para salir a correr todas las mañanas no significa que de este Mundial me haya gustado todo.

No me gustó, por ejemplo, ver a Italia amagándose a sí misma, dudando entre salir o quedarse, incapaz de decidir entre las ganas de jugar de Pirlo y los cantos de sirena del catenaccio; no me gustó la plancha a destiempo de Matuidi que fracturó a Onazi ni el mordiscón de Suárez a Chiellini; pero menos me gustó la ausencia de un criterio que evite la desproporción de saldar una de ellas con amarilla y la otra con cuatro meses de inactividad, a riesgo de ser más severos en el castigo de lo simbólico que en el de una fractura expuesta.

Me gustó que la mayoría de los equipos intentaran ganar desde la pelota y no desde la renuncia a ella
No me gustó ver sufrir a Brasil ni sentir cómo se ahogaba en sus emociones, sin siquiera obligar a Alemania a hacer un mínimo esfuerzo para ganarle; no me gustó, pero no me sorprendió, el hit del Mundial, resumen de esa incapacidad de una parte de la sociedad argentina de gozar del propio mérito sin recurrir a explotar el sufrimiento ajeno.

Me gustó Bike Río, la aplicación para desbloquear las bicicletas anaranjadas desde el teléfono (en Río todo lo público es anaranjado, a juego con la corbata de Van Gaal que concentró a los suyos en Ipanema), fundamental para evitar el tráfico de Avenida Atlántica. Me gustó la banana frita con helado de vainilla y el Guaraná bien frío; me gustó el arbitraje en general y que se haya roto algún prejuicio arraigado, como entender que no se pierde nada si el árbitro decide interrumpir el partido para que los jugadores se hidraten cuando hace 40 grados.

Me gustó el uso del spray para marcar la distancia en los tiros libres, la forma en que cada árbitro impuso un estilo (línea simple, línea doble, línea sobre los botines de los jugadores) y todos los posibles nuevos usos que se le puede dar al spray: dispersar protestas, defenderse ante invasiones de campo, festejar campeonatos, amenizar carnavales, afeitarse.

Me gustó que la mayoría de los equipos intentaran ganar desde la pelota y no desde la renuncia a la pelota; me gustó el goal line technology y que lo haya puesto a prueba Benzema (nadie sin la sutileza de Benzema podría haber logrado marcar un gol tan milimétrico, que justificara la inversión tecnológica y su aplicación por primera vez en el Mundial). Me gustaron Pogba, Shaqiri, Cuadrado, Díaz, Ruiz, Blind, Vlaar, Alexis, Feghouli, Howard, Navas, Neuer debajo de la portería y Neuer en posición de arranque, cuando la pelota esta todavía muy lejos del arco.

No me gustó ver sufrir a Brasil ni sentir cómo se ahogaba en sus emociones
Me gustó cómo James Rodríguez aprovechó el tiempo de vuelo del balón para girar el cuello y calcular la salida de Godín antes de bajarlo con el pecho y marcar el gol más bonito del Mundial. Me gustaron la volea de primeras de Cahill, las coreografías de Colombia después de los goles de James y que los americanos terminaran llamando James al gran Lebron.



Me gustó cómo Robben preparó desde el primer control cada una de sus arrancadas letales y cómo Mascherano, ese Nostradamus del cierre, supo antes que Robben exactamente lo que a Robben se le acababa de ocurrir en ese instante.

Me gustó Alemania con nueve y Alemania sin nueve, Lahm de 5 y Lahm de 3; el corazón de Argentina para emparejar desde la competitividad la estructura alemana.

Me gustó la línea de cinco de Pinto; Costa Rica y su casi milagro; los laterales de la Colombia de Pékerman; la presión alta de Chile; las encaradas optimistas de Di María; la Avenida de Palmera Imperial del jardín botánico, el mar imitando en la arena la vereda de Copacabana y la posibilidad de tomar, por sólo tres reales, "un café que perfuma todo un barrio de la ciudad durante 10 minutos". Voy a extrañar el Mundial.


lunes, 14 de julio de 2014

CONCLUSIONES DEL MUNDIAL 2014 BRASIL primera parte


ALEMANIA EL CAMPEÓN CON EL MEJOR FÚTBOL.
Por Diego Edison Umaña

Acá estoy dando solo una visión particular, no creer poseer ninguna verdad. En la vida y en el fútbol nadie tiene la verdad. El fútbol es un escenario estelar para el debate. Y luego para la reflexión.
“Conocer no es tener certezas absolutas, es saber dialogar con la incerteza”.



 1-Se han utilizado gran variedad de módulos tácticos:
4-4-2-; 4-3-3-; 5-4- ; 5-3-1-1; 4-1-4-1; 4-4-1-1-; 3-3-1-3; 4-2-3-1.
Hubo equipos que combinaron 2 módulos tácticos:
Uno para atacar y otro para defender, Por ejemplo:
Atacaban 4-3-3- y defendían 4-4-1-1-; así algunos  entrenadores manejaron variantes según las características de sus jugadores y situaciones estratégicas del juego.

2- Velocidad en el juego.
Importancia de las transiciones defensivas  - ofensivas.
Alemania.  Su juego de posesión, inteligente en movimientos sin balón que le otorgaban opciones de gol frecuentes y demostrando ser un equipo de gran contundencia ofensiva, cadencioso, respetando coherentemente los ritmos del juego dependiendo de las zonas en donde se desarrollaba la jugada,  priorizando siempre  una propuesta de juego colectivo con combinaciones precisas en ataque.
Argentina también lo hizo sin tener el toque en velocidad y profundidad de Alemania, sin contundencia en las llegadas que gestionó, dependiendo de las genialidades de Messi que hasta el momento no ha jugado el gran partido.

3- Juego ofensivo con muchas imprecisiones, muchas pérdidas de pelota en zonas vitales que provocaban transiciones que fueron bien aprovechadas, y por eso es este uno de los mundiales con más número de anotaciones.
Algunos equipos sin asumir demasiados riesgos, y con miedo al error.
Una buena defensa se construye con un buen ataque. No se suman. Hacen parte de un todo. Interaccionan y de ese equilibrado accionar se da solidez al funcionamiento colectivo.
“Quién funciona en unidad… lo tiene todo”.


 4- Utilización de la falta o foul en una acción ofensiva rival. Tras pérdida de pelota como medio táctico de detener transiciones. Errores en los pases en zonas de inicio y elaboración,  que originaron goles que definieron muchos trámites de partidos y clasificaciones a siguiente fase.

5- Cohesión de equipo. Grupo.
Definitiva la resignación de egos en la convivencia de un grupo para poder rendir como equipo.
Presencia y actividad importante del Psicólogo deportivo en el Cuerpo Técnico.
Moderación en el triunfo y solidez en la derrota.

TÁCTICA FIJA o PELOTA QUIETA. Variedad en jugadas tanto en córners, en primera o segunda jugada, que sorprendieron y ocasionaron goles muy importantes. Lo mismo en fouls de costado, o cerca al área, con jugadas elaboradas y excelente sincronización de movimientos. Lo mismo en saques de banda, saques de meta, ganar rebotes y esa segunda pelota ocasionó problemas a quiénes perdían la posesión de la misma.

 6- El jugador genial, distinto, es y será el mejor intérprete. En él se distinguirá de forma original la eficacia, el desequilibrio, el rendimiento, la belleza, el espíritu de grupo, la voluntad de vencer, la acción desequilibrante ante cualquier defensa por más sólida que sea.

Ese jugador ha estado ausente en este Mundial por lesión. Los mejores no vinieron a este torneo. Y los que vinieron no estuvieron… en su verdadera dimensión, ejemplo: Van Persie, Messi, Neymar, Sneijder, Cristiano Ronaldo, Agüero, Pirlo, Buffón, Drogba, Iniesta, Xavi.

Pero dieron espacio a que jugadores como JAMES RODRÍGUEZ, Mascherano, Navas, Varane, DiMaría, Neuer, Kroos, Pogba, Boateng, Ruíz, Valencia, Rojo, Fellaini, por ejemplo se hayan convertido hoy en estelares figuras del mundo, y sean reconocidos no sólo por  su talento sino que son pretendidos por los mejores equipos del planeta.



Así mismo, ocasionó un efecto particular en este Mundial: fue un torneo muy parejo, entre buenos jugadores, ya que los jugadores diferentes, los súper cracks no estaban bien, y todos los equipos tenían la misma opción de ganarlo. Era para cualquiera.
Al final, los equipos se fueron así:

Brasil … 5 veces Campeón del mundo. Humillado
España … Campeón del mundo. Abatida
Inglaterra … Campeón del mundo. Enojada
Italia … Campeón del mundo.  Furiosa
Uruguay … Campeón del mundo. Decepcionada
Francia … Campeón del mundo. Desencantada
Colombia … feliz
CostaRica … muy feliz
Chile … Sabe que este Mundial pudo ser mejor para ellos
Portugal … inconforme
Holanda … conforme, nunca ganó un Mundial y ha tenido oportunidades de ganarlo. 

   

viernes, 11 de julio de 2014

EL AFRICAN LOOK SIGUE VIVO




POR ALLÁ EN 1975 COMENZÓ ASÍ






    AHORA EN EL 2014  . . . ESTÁ ASÍ EN LA TRIBUNA


TAMBIÉN EN LA CANCHA