jueves, 18 de septiembre de 2014

ENTREVISTA A JULIO CALLEJA GONZALEZ

Entrevista a Julio Calleja-González: Metodología de entrenamiento en los deportes colectivos
Publicado por Carla Calatayud el sep 18, 2014

Sobre Julio Calleja-González
Preparador físico, investigador en ciencias de la actividad física y el deporte, profesor de fisiología del ejercicio y de entrenamiento en la Universidad del País Vasco, y profesor emérito de la Facultad de Kinesiología en Zagreb, Croacia. Durante ocho años fue preparador físico en equipos de la selección española de baloncesto y en varios equipos profesionales, y actualmente es entrenador y consultor de varios atletas de alto nivel y el responsable de la preparación física en la Federación Vasca de Rugby.

 Alto Rendimiento: -¿Cuáles serían los factores condicionales de rendimiento en baloncesto?
Julio Calleja: -El baloncesto es un deporte que ha evolucionado muchísimo en los últimos años pero uno de los jugadores que históricamente más ha marcado el juego y que ha sido una revolución desde el punto de vista de comprensión de lo que es este deporte, como fue Magic Johnson, dijo hace dos años en una entrevista personal que ha este deporte se juega corriendo y saltando. El baloncesto, si tuviéramos que definirlo desde el punto de vista condicional con un término, hablaríamos de la resistencia o de la tolerancia o de la capacidad a la fuerza explosiva elástico-reactiva. Es decir, el jugador de baloncesto, si por algo se caracteriza, es por ser un jugador con una capacidad muy resistente a las acciones de alta intensidad del juego, que serían: saltar, acelerar, frenar, lanzar y golpear.

Alto Rendimiento: -¿Cuáles serían entonces los medios y métodos para el trabajo de esta fuerza?
Julio Calleja: -Bueno, aquí también ha habido una tendencia importante en los últimos años, no sólo en baloncesto sino en general en el mundo del deporte. El concepto de fuerza ha evolucionado muchísimo en los últimos años respecto a otras capacidades condicionales y quizás el aspecto más importante ha sido como se está mejorando mucho en la entrenabilidad del sistema neuromuscular y en concreto en el sistema nervioso -que es el gran desconocido del deporte y del ser humano, el sistema neural- por un lado. Y dos, todo el concepto que hay alrededor de lo que sería el trabajo en suspensión, del trabajo con el propio cuerpo, realizando ejercicios mucho más triaxiales que antes, ejercicios mucho más específicos, ejercicios en régimen de contracción excéntrica, que quizás hace unos años no estaba tan definido. Se ha pasado más del trabajo de gimnasio analítico más genérico a trabajo mucho más específico utilizando gestos muy semejantes a los de la competición, en régimen triaxial, buscando contracciones siempre excéntricas para dar una dosis de trabajo de calidad. Todo eso rodeado y bien estructurado y organizado con un trabajo de injury prevention o prevención de lesiones. Ese quizás ha sido el mayor avance que hay en el terreno del entrenamiento en torno a la fuerza explosiva, que es el factor que diferencia ahora a un jugador de baloncesto.

Alto Rendimiento: -En el contexto que hemos dicho antes de que existe una gran variedad de factores de rendimiento, lo que serían los aspectos más condicionales, ¿cómo se integran, y paralelamente, cómo se periodiza, cómo se controla y cómo se valora la carga?
Julio Calleja: -Bueno, la pregunta es compleja, tiene varios niveles de respuesta. En este momento, en baloncesto, con los nuevos sistemas de competición deportiva, en el cual las competiciones son cada vez más exigentes. La NBA, después del lockout llegó a tener modelos de competición en los que se realizaban cuatro o cinco partidos por semana, y actualmente Real Madrid y Barcelona en Euroliga están muy parecidos a ese modelo, juegan martes, miércoles, viajan Liga Doméstica, Copa del Rey, los jugadores se incorporan a la selección. La forma de entender el entrenamiento condicional ha cambiado en los últimos dos o tres años. Ahora ya no hablamos de cualidades físicas como tal, sino hablamos de conceptos de entrenamiento desde el punto de vista condicional. Y ahora ya no se maneja la forma de organizar la fuerza, la resistencia o la velocidad, ya se habla de aspectos clave que mejoran el rendimiento para el deportista de equipo de baloncesto. Y son tres pilares sobre los que se sostiene en este momento el nivel de performance o rendimiento del juego. El primero es la capacidad de minimizar el riesgo de lesiones, lo que comúnmente se conoce como entrenamiento de prevención de lesiones específicas en baloncesto. Dos, la capacidad de gestionar el entrenamiento de alta intensidad, que también se conoce como repeated sprint ability, que ha derivado a modelos más específicos como repeated change ability o cambios de dirección, o repeated power ability, capacidad de repetir o habilidad de repetir potencia -lo que estaría englobado en lo que anteriormente citábamos como fuerza explosiva-, y recuperación. Esos son los tres aspectos en los que se basa la preparación de un jugador de baloncesto de alto nivel.

Alto Rendimiento: -Antes hablaste de los déficits y de la individualización como aspectos clave para maximizar rendimiento, ¿cómo se encuentran, cómo se descubren, cómo se llega a descubrir estos déficits? Y luego, en la práctica, ¿cómo se logra esta individualización de las cargas y las necesidades de cada atleta?
Julio Calleja: -Dentro del nuevo concepto o nuevo aire que se le quiere dar al deporte, adelantarse al problema supone sacar ventaja. Los técnicos, los preparadores físicos especialistas que lleguen antes, se adapten rápido a los cambios, son los que mejor rendimiento van a sacar a muy corto plazo. ¿Cómo se organiza eso? El concepto creo que es sencillo, viene de deportes más avanzados que el nuestro y de ligas con un nivel de eficiencia mayor y la ventana es Estados Unidos. Entonces el deporte profesional de Estados Unidos entiende que lo que genera dinero es la propia competición, por lo tanto el jugador compite más y entrena menos. Al competir más y entrenar menos queda realmente menor tiempo. Por lo tanto el poco tiempo que existe para entrenar en un modelo de deportes de equipo no le puedes quitar ese porcentaje de tiempo al entrenador. Entonces, si tenemos poco tiempo y lo tenemos que dedicar específicamente a aspectos tácticos del juego, el problema, o los déficits del jugador se tienen que sacar fuera del entorno del equipo.

Entonces, para ello, lo que hacen los jugadores es que recurren a técnicos expertos en un área de forma individual -un fisioterapeuta individual, un masajista individual, un técnico especialista en fuerza individual, un fisiólogo individual-, que les solucionan los problemas para que cuando él llegue a la cancha el día del entrenamiento, esos déficits estén solucionados.

Tú no trasladas al equipo que tú no eres rápido o no tienes un índice de fuerza elástica adecuado. No, no. Tú llegas al equipo a entrenar, a hacer un entrenamiento a alta intensidad para preparar un partido, pero si tienes un déficit de fuerza, un déficit de velocidad, un déficit RSA, ya lo has solucionado fuera del entrenamiento con tu entrenador personal. Entonces, nos estamos encontrando dinámicas en las que los preparadores físicos de los clubes pues tienen que estar coordinándose con varios técnicos fuera porque los jugadores están demandando mucha más individualidad en todo su entorno: fisioterapeutas, nutricionistas, fisiólogos, masajistas y preparadores físicos. Esa es la clave del deporte de equipo moderno.

Alto Rendimiento: -Ahora, si te parece, entramos en los que serían los protocolos para los tres aspectos clave para el rendimiento que has nombrado, como sería el trabajo de RSA o repeated sprint ability, el protocolo para prevención de lesiones y, ya para terminar, el protocolo para la recuperación en baloncesto.
Julio Calleja: -Los tres pilares de los que estamos hablando, en este momento suponen lo que sería el mejorar el nivel de performance o rendimiento del jugador. Ya ni siquiera hablamos de preparación física, hablamos de tres aspectos que engloban conceptos biomédicos. Conceptos relacionados más con el campo de la fisioterapia y conceptos relacionados con el campo del entrenamiento. Por lo tanto, ya englobamos a tres niveles de perfiles de profesionales en lo que se conoce como las estructuras asociadas al estado de salud y al estado de rendimiento, en el cual, confluyen diferentes perfiles de profesionales.

 El primero de ellos es un perfil, en el cual, en los últimos siete u ocho años la información científica ha sido generada en el mundo, ha sido muy intensa en los últimos años y de lo que se trata es de, al jugador, hacerle un checking inicial en el cual se identifique perfectamente cuáles son los déficits estructurales, anatómico-estructurales, del jugador. Y de aquí he aprendido mucho de un gran amigo que es el Doctor Julio Tous, actual preparador físico de la Juventus de Turín, que en este país le ha dado un enfoque moderno, novedoso a este tipo de trabajo y del cual he aprendido mucho y me ha aportado mucho. Él lo que hace es precisamente chequear al jugador, adelantarse al problema, hacerle un análisis anatomofuncional biomecánico de cuáles son sus déficits y, antes del jugador incorporarse al grupo desde el punto de vista mecánico y muscular, ver cuáles son los diferentes desbalances que puede haber para que, cuando llegue el primer, segundo o tercer día de entrenamiento, ese jugador se incorpore y cuando le sometes a una carga grupal, el jugador responda. Quizás el mayor adelanto ha sido en el conocimiento de cuáles son los tests de valoración, o los parámetros, o la tecnología que nos dice qué desproporciones musculares hay, qué cambios agonistas-antagonistas, qué modelos en cadena abierta o en cadena cerrada y a cada jugador le da un traje a la carta de cuáles son los déficits que tiene que desarrollar. Independientemente del tiempo, es decir, habría jugadores que tendrían que estar trabajando dos, tres, cuatro o cinco semanas en función de su déficit previo a la incorporación a grupo. Eso sumado al conocimiento de la nueva gestión del trabajo con régimen excéntrico, planteando una dosis adecuada, pues ha permitido minimizar el riesgo lesivo. Y, actualmente, pues crear protocolos muy específicos para cada jugador y asegurarnos de que durante el año pues las lesiones de carácter muscular, sobrecargas, contracturas se pueden reducir en un porcentaje muy alto. Ese sería el primer, yo creo, gran avance y ahí el perfil de preparador físico es un técnico licenciado en Educación Física, que lo puede complementar con un grado en Fisioterapia y con un máster en Readaptación, y si es posible con un doctorado, hablaríamos de un técnico con un perfil de conocimiento biomecánico, anatomofuncional fisioterápico importante. Ese sería un primer perfil, es lo que se conoce en este momento en los deportes de equipo moderno como strength and conditioning coach o preparador físico experto en prevención de lesiones y en trabajo neuro muscular. Readaptación. Ese sería el primer perfil dentro de lo que ha evolucionado nuestra profesión.

 El segundo nivel sería la RSA, la capacidad de repetir esprines y el entrenamiento de alta intensidad. El juego se produce como consecuencia de acciones de muy alta intensidad, muy cortas, con recuperación. Y gestionar ese entrenamiento mixto de resistencia con carácter aeróbico anaeróbico, viendo qué pausas y recuperaciones hay en función de los puestos. Los pivots recorren entre tres y medio y cinco kilómetros, los bases pueden recorrer alrededor de seis, seis y medio, y darle a cada uno la dosis adecuada de entrenamiento e intensidad. Pues es un salto de calidad para, a lo largo del año, gestionar bien esa fatiga que se va acumulando durante el juego. El perfil de técnico que gestiona eso sería el preparador físico más tradicional. Sería un licenciado en Educación Física que puede complementar su formación con un máster en Alto Rendimiento, un máster en Entrenamiento, un máster en Deportes de Equipo y tiene un conocimiento muy bueno de lo que sería la alta intensidad, la resistencia y el trabajo de fuerza para no generar interferencias.

Y el tercer punto, el key point o el punto clave, sería la recuperación. En baloncesto moderno los deportistas están compitiendo sábado, domingo, y en menos de 52 horas tienen que volver a competir. Si a eso le añadimos un viaje de por medio pues se genera un patrón de fatiga repetido durante el año y un aspecto de fatiga asociado al viaje que hay que minimizar. Y para eso los protocolos individuales de recuperación se presentan determinantes. Analizar cuál es el modelo de fatiga de cada jugador, qué déficit de iones tiene, cómo es su respuesta a la depresión del glucógeno. Muscularmente cómo se adapta o no ante determinado tipo de estímulos, cuál es su respuesta y asimilación ergonutricional y analizar una serie de aspectos para darle un protocolo a la carta y a medida. Y aquí el técnico es un perfil moderno de Sport Scientist, de licenciado en Educación Física con conocimientos en fisiología y con un doctorado que le pueda permitir tener un conocimiento científico importante para intentar acelerar esa recuperación porque nuestro organismo de forma biológica necesitaría 72 horas para volver a poder jugar. En el baloncesto moderno actualmente es imposible.
Alto Rendimiento: -Pues Julio, la verdad es que muy bien. En nombre de todo el equipo de Alto Rendimiento te doy las gracias por toda esta charla magistral.
entrevistas altorendimiento.com


CUESTIÓN DE GENES O DE ENTRENAMIENTO.

Final del formulario

¿Un atleta excelente nace o se hace?
¿Qué distingue a los grandes deportistas de los que se quedan en el camino? 
Héctor G. Barnés.

Una de las guerras más cruentas en el mundo de la ciencia y, más concretamente, en la biología y la genética, es la que se está librando entre lo innato y lo aprendido. O, como lo llaman los anglosajones, entre nature y nurture. Aunque los partidarios de una y otra visión de las capacidades humanas son conscientes de que sin entrenamiento nadie es maestro en ningún campo y que sin ciertas cualidades innatas es imposible convertirse en un deportista de primer nivel, aún está por explicar cuál de los dos aspectos es el que influye de manera más importante en el éxito humano y, más concretamente, el deportivo.

Durante los últimos años, los defensores del nurture, es decir, aquellos que defienden que la práctica es lo que realmente marca la diferencia, parecían haber ganado la batalla. Muchos citaban a Malcolm Gladwell y su archiconocida regla de las 10.000 horas para defender su teoría. Según el patrón expuesto por el divulgador en Fueras de serie: Por qué unas personas tienen éxito y otras no (Taurus), son necesarias tres horas de práctica al día durante diez años para ser un auténtico maestro en una materia. Sin embargo, cada vez más autores se muestran en desacuerdo con Gladwell y señalan que su regla de tres está equivocada de raíz.

La regla de las 10.000 horas puede llegar a ser perjudicial y a producir lesiones. Es lo que ocurre con el periodista deportivo David Epstein en The Sports Gene: Inside the Science of Extraordinary Athletic Performance (Current), en el que se pregunta de dónde surge la capacidad de las grandes estrellas del deporte, si es de la práctica o de sus genes. Y ha llegado a la conclusión de que nuestra genética condiciona en un grado tan alto el resultado de nuestro entrenamiento que es inútil crear un método como el de Gladwell que tiene efectos muy diferentes en cada persona. En realidad, puede ser incluso contraproducente, afirma Epstein, puesto que puede conducir a algunos deportistas a entrenar más de lo que realmente necesitan y, de esa manera, cambiar su estructura muscular. El autor indica que, si bien la archiconocida regla puede ser útil en cuanto que enfatiza la importancia de la práctica, “algo que mucha gente suele olvidar”, es una causa habitual de lesiones y abandonos deportivos.

El mismo esfuerzo, resultados diferentes.
Todo comenzó cuando Epstein competía en la universidad, a comienzos de los años noventa. Rápidamente, se dio cuenta de que sus compañeros de origen jamaicano rendían mucho más que él, a pesar de que apenas entrenaban ni dedicaban esfuerzo a perfeccionar sus marcas. Quizá una situación demasiada injusta para ser aceptada en una sociedad en la que el pensamiento políticamente correcto nos recuerda constantemente que con nuestro esfuerzo podemos llegar donde nos propongamos; algo fácilmente discutible con echar un vistazo a nuestro alrededor. Sin embargo, Epstein no descarta la importancia de la cultura en el desarrollo de cada deportista: si los corredores jamaicanos, como Usain Bolt, son tan rápidos, es porque también existe un sistema deportivo detrás que los permite desarrollar sus capacidades.

Solemos inventar narraciones a posteriori que expliquen por qué unos deportistas mejoran y otros no Epstein indican que hay que deshacerse de los prejuicios que afirman que señalar que un atleta de origen afroamericano corre más rápido y tiene potencia que un deportista blanco es racista. Este es un aspecto que, como el propio autor confiesa, le quitaba el sueño y casi le hace dejar el libro de lado, pero que finalmente aceptó como parte del juego de la ciencia. Sin embargo, ello no quiere decir que la genética determine por completo nuestra capacidad deportiva.

Epstein se muestra particularmente crítico con aquellas noticias que señalan que “se ha descubierto el gen de la obesidad o el gen de la promiscuidad o el gen de la furia”, cuando realmente la mayor parte de la información genética es una condición previa para el desarrollo de una capacidad, no un determinante. Debido a la tendencia a la simplificación, tendemos, por una parte, a intentar explicar realidades complejas a través de una única causa. Y por otra, como indica Epstein, solemos inventar narraciones a posteriori que expliquen la realidad, como cuando juzgamos que una persona que no mejora con el entrenamiento tiene problemas de motivación o psicológicos. Pero la realidad es mucho más compleja.

Lo que el Heritage Project nos descubrió
Epstein cita en su libro uno de los proyectos de investigación más importantes relacionados con el deporte y la genética, el llamado Heritage Project, que siguió a los miembros pertenecientes a dos generaciones distintas de 98 familias sedentarias con el objetivo de averiguar de qué manera el entrenamiento alteraba sus resultados deportivos. Los investigadores midieron la capacidad aeróbica de los participantes, ciudadanos americanos y canadienses, y tomaron muestras de su ADN. Apenas seis meses después de que todos siguiesen el mismo entrenamiento, se dieron cuenta de que los resultados eran muy diferentes entre sí. Algunos no habían experimentado ninguna evolución mientras que otros habían mejorado dramáticamente. ¿Qué pasaba?
La variación genética podía hacer que los efectos del entrenamiento fuesen muy diferentes entre unos y otros. Una de las peculiaridades puestas de manifiesto por el estudio es que, a la hora de mejorar, daba igual lo buenos o malos que fuesen de entrada. Es decir, aquellos que eran buenos deportistas de manera innata no mejoraron más que aquellos que eran peores, sino que en algunos casos estos superaron a los primeros. Pero, al mismo tiempo, había algo que permanecía invariable en la mayor parte de los casos: los miembros de cada familia solían comportarse de manera semejante, lo cual sugería que, efectivamente, existe un sustrato genético que explica estas diferencias entre personas.

Fue este estudio el que identificó las 21 variaciones genéticas que influyen en nuestra capacidad y desarrollo deportivos, al menos en lo referente a la mejora aeróbica. Tener una u otra variación de estos genes significaba que aquellos con un mayor número de versiones favorables de los mismos podían llegar a diferenciarse hasta tres veces de aquellos que tenían las versiones negativas. Por eso, Epstein lo considera un estudio pionero ya que, por primera vez, demostró que un mismo plan de entrenamiento puede tener consecuencias muy diferentes entre personas genéticamente diferentes.

¿De qué manera pueden influir estos descubrimientos en nuestro conocimiento de la biología humana y el entrenamiento deportivo? Al fin y al cabo, las implicaciones del estudio de Epstein no se encuentran tan lejanas de aquello que los científicos de la nutrigenómica han defendido durante los últimos años: que la composición genética única de cada individuo provoca que tanto las dietas como los programas de entrenamiento deban adaptarse a su condición particular. A cada uno lo suyo: llega la era de la personalización en todos los aspectos de nuestra vida. 
diarioElConfidencial.com. 
Libro el gen deportivo/ David Epstein/ redactor de la revista Sports Illustrated, especializado en temas de ciencias,deporte y periodismo de investigación.

miércoles, 17 de septiembre de 2014

VOY A HACER A MI MODO. NO EL DE LOS DEMÁS. LUIS ENRIQUE DT BARCELONA

En el fútbol no está todo inventado. 

Del entrenador se destaca su carácter, pero no se le da tanto valor a lo más importante: sus conocimientos futbolísticos. Elpaís.es

 Luis Enrique atiende a la prensa en la víspera del partido contra el Apoel en el Camp Nou. /Manu Fernández-AP.)

En el fútbol no está todo inventado. Este principio vuelve a quedar patente con las novedades tácticas que propone Luis Enrique en este nuevo Barcelona.

Del entrenador asturiano se destaca su carácter, su mano dura, que no se casa con nadie..., pero no se le da tanto valor a lo más importante: sus conocimientos futbolísticos y su capacidad de trabajo. Y en esto es fundamental el excelente cuerpo técnico que ha ido formando desde que está en los banquillos.

Cuando se hizo cargo del primer equipo del Barça, Luis Enrique era consciente de que el estilo innegociable de juego azulgrana había que renovarlo. El Barça ha sido el equipo referencia en los últimos años, el más estudiado y el más imitado. Y para volver a estar en lo más alto, necesitaba evolucionar. Esta evolución pasa no solo por ser exigentes, saber generar competencia interna o recuperar la mejor versión de Messi. Pasa, sobre todo, por dotar al equipo de nuevas soluciones tácticas, es decir, diferentes planes que le hagan ser más eficaz y que supongan nuevos desafíos a los rivales.




Gran parte del plan de Luis Enrique y su cuerpo técnico se basa en algo aparentemente tan sencillo como centrar a los teóricos extremos, acercándolos a Messi. La primera consecuencia es evidente: un mayor rendimiento de la sociedad Messi-Neymar, que, al estar más cerca, van a encontrarse más. 

Otra consecuencia es tener nuevas alternativas en los últimos metros. En el fútbol, cuando atacas, se trata de crear espacios, saber ocuparlos y aprovecharlos de forma eficaz. Con esta variante, las bandas quedan libres, porque los laterales contrarios (en una habitual defensa de cuatro) se van a ver obligados a cerrarse para ayudar a sus centrales en el marcaje sobre los tres delanteros. Esos espacios que se generan por fuera pueden ser ocupados por los laterales (algo más común) o por los interiores, ¡ésta es la gran novedad! A partir de ahora, con Pedro, Neymar o Munir por dentro, será frecuente ver a Iniesta o a Rakitic apareciendo más en la banda.

Con Pedro, Neymar o Munir por dentro, veremos a Iniesta o Rakitic más en la banda
Esta variante va a generar muchos problemas en los contrarios. En los pivotes, porque, si siguen a los interiores, dejan mucho espacio en el medio que aprovechará Messi bajando a recibir. En los centrales, porque, si deciden perseguir a Messi, debilitan el centro de la defensa. Y en los laterales, porque, si salen a la banda, desprotegen los pasillos interiores y pueden descubrir sus espaldas para las rupturas de Pedro, Neymar, Munir o Luis Suárez.

Es una propuesta difícil de contrarrestar porque implica muchas tomas de decisión individuales y gran coordinación para mantener la estructura defensiva. Al final, muchos equipos acabarán optando por cambiar su sistema y reforzarse con una defensa de cinco. Luis Enrique, en sus anteriores equipos, ya había planteado soluciones novedosas, pero cuando éstas se llevan a cabo en uno de los equipos más importantes del mundo, lo normal es que se convierta en tendencia y en modelo a imitar.

Esta propuesta de Luis Enrique junto a las variantes de Guardiola (el falso nueve con Messi o cuando decidió meter a Busquets entre los centrales para generar superioridad en la salida del balón) demuestran que el fútbol evoluciona y que, afortunadamente, no está todo inventado.
Manu Sarabia y su hijo Eder, son entrenadores de fútbol.

Luis Enrique: "Voy a hacer mi modo, no el de los demás"

Luis Enrique ha explicado en rueda de prensa que a pesar de poder mejorar el juego ofrecido hoy por sus jugadores, está contento con el resultado. Por otro lado ha asegurado que confía en todos sus hombres y que cuenta con todos ellos para competir.


Judith García. Vavel-España.
Foto: Svetlana Akimova (VAVEL).

El técnico azulgrana Luis Enrique ha comparecido ante los medios de comunicación después de este primer partido de Champions del FC Barcelona, en el que se ha enfrentado al Apoel y se ha llevado la victoria por 1-0 con un gol a balón parado de Gerard Piqué. 

Luis Enrique ha sacado un once muy diferente al que salió de inicio en la última jornada de Liga ante el Athletic, en el que solamente han repetido titularidad Messi y Munir. Pero el entrenador ha asegurado que en otra ocasión volvería a alinear a los mismos jugadores. "Haría misma lista y mismo once titular. ¿Nueve de once? Todavía me quedan dos. He sido conservador para como quiero gestionar la plantilla", ha comentado. 

En cuanto al juego que ha ofrecido el equipo en este partido, el más flojo de los cuatro jugados hasta el momento, Luis Enrique ha dicho que se podría mejorar. "La circulación de balón no ha sido tan rápida como es habitual. No hemos escogido la mejor opción. Eran 10 jugadores por detrás del balón. Pero ha funcionado muy bien la recuperación de pelotas después de las pérdidas. Estoy muy contento con el esfuerzo de los jugadores, que han estado fieles al juego del equipo", ha opinado el técnico. Sin embargo, se ha mostrado satisfecho con el resultado obtenido: "Es un resultado buenísimo, tres puntos y sin encajar gol. Se podría mejorar el juego ofensivo, sin duda. No muy fluidos ni finos".
"No hemos escogido la mejor opción".

En la rueda de prensa, como es habitual, también se ha hablado de nombres propios. Sobre Gerard Piqué, que no está pasando por su mejor momento, ha dicho que lo ve "como siempre, alegre, ha marcado un gol a balón parado". También ha tenido palabras para el canterano Samper, el primer jugador en la historia del Barça que ha pasado por todas las categorías del equipo sin vestirse con otra camiseta. Sobre éste ha dicho lo siguiente: "Tiene personalidad para llevar el equipo, me parece otro gran descubrimiento para el club". Por último también ha mencionado a Xavi Hernández y ha explicado que "no está tocado y no tiene tiene lesión, por lo que será de gran ayuda".

Además, también se le ha preguntado por el tema de los porteros. Ter Stegen se lesionó antes de comenzar la temporada y hasta ahora el portero titular había sidoBravo. Sin embargo, como en la mayoría de posiciones, hoy también ha habido cambio en la portería. "Tengo tres grandes porteros, no creo en los topicazos de un portero para toda la temporada, ni yo sé qué portero irá jugando. Los utilizaré en función de lo que sea oportuno. Quiero a todos para competir", ha asegurado. "Tengo confianza ciega en mis jugadores", ha añadido. 

Por último ha explicado que ésta es una temporada de cambios y que no va a ser fácil para los jugadores, muchos de los cuales se están adaptando al equipo. "Es una temporada de transición, hemos cambiado muchos jugadores y esto no será fácil. Voy a hacer mi modo, no el de los demás. Os tenéis que acostumbrar. Cambios haré, necesito a todo el grupo. No me equivoqué. El camino es no conformarse", ha concluido.

martes, 16 de septiembre de 2014

LA CHAMPIONS LEAGUE YA SE JUEGA EN EUROPA.


REAL MADRID GANÓ POR GOLEADA.
LIVERPOOL VENCIÓ.
BORUSSIA DORTMUND DERROTÓ AL ARSENAL INGLÉS.
CAYÓ EN GRECIA EL ATLÉTICO DE MADRID. marca.com

El técnico del Atlético de Madrid, Diego Simeone, aseguró hoy tras la derrota de su equipo en el estadio Karaiskaki contra el Olympiacos (3-2) deben empezar a sumar victorias desde el próximo partido.



"Era un partido complicado, lo sabíamos desde el inicio. El rival (Olympiacos) parte muy fuerte para clasificarse y a nosotros nos da la incomodidad de jugar en casa contra la Juventus, que también parte bien posicionado", afirmó en la rueda de prensa posterior al encuentro.

"Para mí el equipo atacó bien, tuvo situaciones en el primer tiempo muy claras, pero ellos fueron contundentes a la hora de atacar", dijo el técnico y añadió: "Olympiacos fue concreto de cara a gol y nosotros no lo fuimos en las ocasiones que tuvimos".

"Un resultado negativo más allá de que el segundo gol nos da la posibilidad de tener un resultado corto jugando en casa y ver qué pasa con los rivales de la zona", declaró el argentino, que reconoció "fue un partido en que nos lastimaron en jugadas particulares".

Sobre los motivos de la derrota, aseguró que no le pareció un problema haber colocado a Oblak en la portería y adelantó que las siguientes decisiones las tomará "partido a partido".
Simeone valoró positivamente las actuaciones de Griezmann, autor del segundo gol, y Cerci, que participó en esa misma jugada.

Además, aseveró que de cara al próximo encuentro de Liga de Campeones contra la Juventus el Atlético intentará "jugar con suma responsabilidad sabiendo lo que hay en juego", aunque, matizó "no hay que adelantarse, todavía falta mucho por jugar".



 Ancelotti considera que el público disfrutó de su equipo: "La afición está contenta por el partido de hoy, ha jugado bien y ha marcado goles".

Satisfecho de la actitud de su equipo: "La reacción de hoy fue buena. Con mucha intensidad en la primera parte. No todo está resuelto, pero la reacción me gustó".

Contento con la movilidad de los delanteros: "Los tres de arriba tienen libertad para cambiar de posición. Para un delantero marcar es importante y Benzemá ha marcado un gol espectacular".
Feliz con James: "Ha jugado con buena concentración, con buena actitud. Hemos presionado bien arriba, de ahí jugar a la contra".

Varane no fue incluido en el once: "Tenemos tres de los mejores defensas del mundo: Varane, Pepe y Ramos. Varane es un jugador del Real Madrid, joven, que necesitamos y tenemos que ayudarlo".
Entiende la reacción del público tras el partido ante el Atlético: "Es normal que la gente se ponga nerviosa tras el derbi. No me acostumbro a perder dos partidos seguidos aquí".
Y manifestó con claridad: "Oigo los pitos, pero también escucho que la afición canta 'Cómo no te voy a querer".


 James Rodríguez volvió a marcar, completó un gran partido, convenció al Bernabéu y recibió los elogios de Ancelotti: "Hoy James ha jugado muy bien". El colombiano reconoció haber jugado "mi mejor partido".

El esfuerzo defensivo de James fue valorado por el técnico italiano, quien además destacó que esté jugando en una posición nada habitual para él.
"Estoy feliz porque hemos hecho algo lindo. Marcar goles da moral y confianza. Estamos unidos y somos fuertes mentalmente", dijo.


Carlos Tévez  tira de la Juventus.
Árbitro: Szymon Marciniak. El árbitro tuvo una buena actuación.
Carlos Tévez se convirtió en la estrella de la noche en Turín al marcar dos goles al Malmoe; dos tantos que conceden al equipo turinés el liderato del grupo A de la primera fase de la Liga de campeones
.
Las claves del partido:
  • Tévez, matador. El argentino fue clave en el ataque de la Juventus y anotó dos tantos de bella factura.
  • Estreno de Morata en Liga de Campeones. El joven atacante escuchó por primera el himno de la Champions League con su nuevo equipo.
  • El Malmoe, muchas ganas pero poca calidad. El conjunto sueco sólo aguantó la primera mitad del partido y tras el descanso dobló la rodilla ante Tévez.

El Arsenal ejerce de sparring en Dortmund.
 Árbitro: Olegário Benquerença
Sin protagonismo apenas en el partido.

El Borussia pasó por encima del Arsenal en su estreno europeo. El equipo de Wenger no fue rival para los alemanes, que se permitieron el lujo de derrochar infinidad de ocasiones de gol. Immobile y Aubameyang pusieron los dos tantos del encuentro, pero pudieron ser unos cuantos más.

Ramiro Aldunate.
Las claves del partido.

La presión alemana. Los de Klopp cimentaron la victoria en la intensidad y la presión asfixiante. Recuperaban muy cerca de la portería rival y generaban peligro rápidamente.
Pudo ser una goleada. El Borussia dispuso de ocasiones para masacrar al Arsenal.
Un Arsenal sin recursos. Los ingleses no supieron reaccionar para cambiar el curso del partido.


El Liverpool recuerda cómo es la Champions

 Árbitro: Matej Jug. El árbitro esloveno tuvo una buena actuación.
Tras regresar cinco años después a la Liga de Campeones, el Liverpool consiguió una victoria in extremis (2-1) ante el Ludogorets. Los locales fueron superiores a un rival que nunca se dio por vencido y que sólo dobló la rodilla en el tiempo añadido tras un penalti transformado por Steven Gerrard.

 Las claves del partido.
Ambición del Liverpool. El conjunto Red, liderado por su capitán, no se rindió tras el empate sufrido en el 90.
El Ludogorets, sin experiencia. El conjunto búlgaro dejó escapar el empate en el último suspiro tras haber hecho lo más difícil, igualar el marcador.
Manquillo y Alberto Moreno, carrileros. Los dos españoles fueron los laterales del Liverpool y fueron claves para su equipo. 

lunes, 15 de septiembre de 2014

DE CARA A LA CHAMPIONS LEAGUE 2014- 2015

COMIENZA  LA CHAMPIONS 2014-2015

Comienza el torneo de clubes más importante en Europa. Los mejores de cada país se han preparado con mucha intensidad y ésta semana se la jugarán al tope para arrancar con pie derecho. No sólo cuenta realizar una buena preparación también han hecho análisis profundos en sus plantillas y se han reforzado, según sus necesidades, de la mejor manera posible. Han gastado algunos equipos bastante dinero en refuerzos demostrando que van por todo en búsqueda del máximo galardón.

Por ejemplo el Manchester United hizo sus dos últimas incorporaciones con DiMaría y Falcao. Pasa por un gran momento el argentino y ya lo está demostrando en su nuevo equipo. Es sin lugar a dudas una extraordinaria contratación y una pérdida sustancial para el Real Madrid. La llegada del goleador colombiano también es valiosa y su aporte de goles será decisivo en las pretensiones inglesas. Tienen además a Rooney, Van Persie, Blind, Mata, y la llegada del holandés Van Gaal  a la direccióntécnica.



Real Madrid  ha llevado a James Rodríguez, reciente goleador del Mundial en Brasil, Kroos (alemán), Keylor Navas (costarricense), chicharito Hernández (mexicano). Sin duda buenos jugadores que pasan en estos momentos por un período de adaptación al modelo táctico de juego de su nuevo equipo. Son los últimos ganadores de la Champions League y tienen una excelente nómina para ser otra vez protagonistas en Europa. Su entrenador es el italiano Carlo Ancelotti.

Barcelona está en estos momentos edificando lo que será la nueva etapa al mando de un exjugador culé: Luis Enrique. Van tomando confianza a raíz de los últimos triunfos y el fútbol que poco a poco van estructurando y que le puede permitir en esta Champions, tener posibilidades de ganarla. El uruguayo Suárez (Liverpool, aunque todavía no puede actuar por la sanción), Rafinha Celta), Stegen (Borussia), Rakitic (Sevilla), Bravo (Real Sociedad), Mathieu (Valencia), Vermaelen (belga), Douglas (Sao Paulo). Barcelona siempre será candidato.

Atlético de Madrid. Ya lo ha dicho Simeone: Nuestro estilo no se cambia, es  nuestro punto fuerte. Y así como lo dice con mucha seguridad, así se comportan sus jugadores que al entrar al terreno de juego, hacen gala de lo que es un equipo cohesionado en una idea, una actitud y una gran motivación para ganar. Han ganado la Liga de España y vienen de ganarle al Real Madrid en su propio estadio poniendo carácter, intensidad en su accionar, rigor en la marca cuando pasan por fase de recuperación de pelota. Se han reforzado con Griezmann(francés), Cerci (italiano), Siqueira, Jiménez, Mandzukic (alemán).




Chelsea. El equipo inglés ha comenzado una Premier League espectacular. Invicto y ha ganado todos sus juegos. Con poder ofensivo y con algunos detalles tácticos que mejorar en defensa, pero anunciando que este año va por el torneo inglés y por la Champions. Su entrenador Mourinho ya la ha ganado y tiene conocimiento, experiencia, un extraordinario talento estratégico desde el banco, una plantilla muy completa que ha recibido varios refuerzos como Fábregas, Diego Costa, Mario Pasalic, Filipe Luis, con un gasto cercano a los 100 millones de euros. 

El Bayern Munich de Guardiola actual campeón alemán, trabaja en silencio, pero a toda intensidad. Ha llevado a Xavi Alonso, a Rode,  y su plantilla es una de las más poderosas de Europa. En sus filas tiene jugadores titulares de la actual selección campeona del mundo, que con su talento y experiencia dan al conjunto bávaro la opción de ser considerados unos de los equipos más fuertes del certamen europeo. Candidato si o si, además tienen a uno de los mejores entrenadores del mundo, Pep Guardiola, quién en siete años ganó todo a nievel de clubes en el Barsa español.






Manchester City. Es el Campeón actual de la Champions League. Lo dirige Manuel Pellegrini, chileno, quién ha logrado ensamblar un equipo serio, ordenado, poderoso en ataque, muy sólido en defensa y que cuenta con una plantilla respetable a nivel Europeo. Le ha tocado un grupo muy difícil, Roma- Bayern Munich- con quién debutarán el miércoles,  CSKA Moscú, pero tienen jerarquía, juego, talento, grandes individualidades, para continuar a la siguiente fase.

Participan, por supuesto, otros equipos de importancia internacional, que tendrán posibilidades de ser protagonistas y por ahí, dar el golpe futbolístico y lograr tan ansiado trofeo, pero no arrancan con el favoritismo de los anteriores equipos reseñados.

GRUPOS

Grupo A: Atlético, Juventus, Olympiakos y Malmoe.
 Grupo B: Real Madrid, Basilea, Liverpool y Ludogorets
Grupo C: Benfica, Zenit, Bayer Leverkusen y Mónaco.
Grupo D:  Arsenal, Borussia, Galatasaray y Anderlecht.
Grupo E: Bayern Múnich, Manchester City, CSKA Moscú, Roma.
Grupo F: Barcelona, París SG, Ajax y Apoel Nicosia.
Grupo G: Chelsea, Schalke, Sporting Lisboa y Maribor.
Grupo H: Oporto, Shakhtar, Athletic y BATE Borisov.

  

domingo, 7 de septiembre de 2014

MEJOR LLAMARLE COACH K

ENTRENADORES EN BALONCESTO. MUNDIAL 2014.
Krzyzewski, capitán del ejército, ha impuesto el orden militar para domar los EGOS en EEUU

JUAN MORENILLA Barcelona 

Mike Krzyzewski da instrucciones en el EEUU-Ucrania. / EFE


A Mike Krzyzewski (Chicago, 1947) le molestan los intentos de pronunciar su apellido correctamente. "Si no sabes cómo me llamo, me voy", dice muy serio. Las consonantes se amontonan en ese nombre familiar de ascendencia polaca, heredado de unos abuelos maternos que emigraron a Pensilvania. "Llámame Coach K", zanja a modo de orden. El apodo no es solo la mejor solución para evitar cabreos. Funciona también como un sello, la marca de un entrenador forjado en la disciplina militar.

 En su mente, Coach K equivale a un rango, lo mismo que si le dijeran Sargento Krzyzewski. Por cierto, se pronuncia Sha-shef-skee.

El orden y el trabajo son los valores que ordenan la personalidad de Coach K, un carácter que ha impregnado en las sucesivas selecciones estadounidenses que ha dirigido. 

El gran reto de Krzyzewski ha sido gestionar y moldear un vestuario rebosante de estrellas que se miran unas a otras recelosas de su protagonismo. Como él dice, construir un "ego colectivo" en lugar de juntar muchos egos sueltos. "Es una cuestión de demostrar personalidad. Hemos avanzado en la creación de un ego colectivo. No hay ningún jugador que diga al resto cómo hay que jugar. Es un grupo fácil de llevar y que deja ser entrenado. Todos saben cómo pienso. Para ganar tienes que tener un plan. Ese plan es lo primero. Pasa por trabajar todos juntos y mantenernos orgullosos, cumplir con lo pactado. Si no te mereces ganar eres tú el que te derrotas a ti mismo", resume su filosofía, al estilo de las frases que deja en Twitter.

Desde que cogió a la selección en 2006, suma 72 victorias y solo una derrota.
Krzyzewski, que tiene tres hijas y nueve nietos, es una figura tan autoritaria como paternal. Siendo el entrenador más veterano del Mundial, con 67 años (solo 11 días mayor que su amigo y compatriota Mike Fratello, preparador de Ucrania), dirige al equipo más joven, 24 años de media. En los entrenamientos es habitual verle con las manos en la cintura, como el oficial que mira a los soldados hacer flexiones o arrastrarse por el fango. 

Esa mano dura fue la que compró la federación estadounidense, USA Basketball, para "restablecer" la hegemonía tras el bronce en los Juegos de 2004 y su papel de "embajadores de Estados Unidos y del deporte". Reclutó en 2006 a Krzyzewski para formar un equipo y Coach K ha recobrado el camino al trono: oro del FIBA Americas 2007, dos oros olímpicos (2008 y 2012) y un oro mundial (2010). Desde que hizo suyo el grupo, EEUU solo ha perdido un partido,las semifinales mundialistas de 2006 ante Grecia (101-95). Una derrota por 72 victorias entre encuentros oficiales y de preparación, 60 triunfos seguidos desde aquel resbalón.


Krzyzewski felicita a Faried tras el partido contra Ucrania. / AP
Cada convocatoria es una mutación. Del último equipo olímpico solo repiten Davis y Harden. Del mundialista, Rose, Curry y Gay. El baile de caras ha aumentado el papel de Krzyzewski como pegamento entre tanto cambio. El técnico ha martilleado a cada plantilla para que asuma labores colectivas y suene como orquesta y no como solistas, una tarea más fácil cuando escuchan gente como Cousins o Curry que con LeBron y Kobe.

 Para interiorizar la lección, es habitual que Coach K organice visitas a alguna academia militar. Eso le sirve para remachar la idea de que Estados Unidos acude a unos Juegos o un Mundial en misión especial, como si fueran un comando enviado a territorio enemigo. "No hay honor más grande que defender a tu país", dijo cuando renovó el contrato hasta 2016.

Coach K llegó al rango de capitán en la academia militar de West Point, en Nueva York. En sus años en el ejército jugó al baloncesto y ganó un torneo en el Madison Square Garden. Luego aprendió del mítico Bobby Knight y enfocó su carrera al entrenamiento universitario. Es una leyenda en Duke, cuyo enorme anillo luce en la mano derecha y a cuyo equipo entrena desde hace 34 años, con un 78% de victorias. Nadie tiene más triunfos en la Liga universitaria, un mundo en el que ha preferido ser el número uno en lugar de probar en la NBA cuando Celtics, Portland y Lakers le han tanteado.

En 2001 entró en el Salón de la Fama del baloncesto y ha trabajado con 13 selecciones estadounidenses en varias categorías, con nueve medallas de oro. Estos días recuerda cuando en 1992 era asistente de Chuck Daly en el dream team, un verano del que conserva la canción Barcelona de Freddie Mercury y Montserrat Caballé como una de sus preferidas. "Éramos como los Beatles, como los Stones. Parecíamos un grupo de rock", dice. Ahora son un batallón a las órdenes de Coach K. elpaís.es


jueves, 4 de septiembre de 2014

PEP GUARDIOLA POSPARTIDO

Momento 55. El Pep del pospartido.

Es el mejor momento de Guardiola, esa media hora en que se explaya sobre el encuentro recién concluido.
Guardiola, en estado puro.
Elpaís.es
MARTI PERARNAU 1 SEP 2014 -

Pep Guardiola. / SCIAMMARELLA

Múnich, 29 de marzo de 2014.

Es el más fascinante. Es un volcán agitado. Es el mejor momento de Guardiola, el pospartido. Esa media hora en que, atendidas ya las preguntas de los periodistas, acude al restaurante de jugadores del Allianz Arena, pide una copa de champán, picotea trozos de queso parmesano y se explaya sobre el encuentro recién concluido. La suya es una explicación apasionada y resulta un privilegio poder asistir a ella.


Normalmente se queda en pie o sentado en una mesa del restaurante. Todavía no está en condiciones de cenar. No ha comido nada durante todo el día. Es incapaz de hacerlo: su estómago se cierra y solo acepta un café por la mañana y agua, mucha agua durante toda la jornada. Cuando termina el partido, tiene un hambre voraz, pero tampoco puede sentarse tranquilamente a cenar ese plato de salmón marinado que tanto le gusta. 

Antes de hacerlo necesita una media hora en la que descarga toda la adrenalina del partido y también la de los días previos. Entonces se lanza. Habla sin parar sobre lo ocurrido en el encuentro. Recuerda todas las acciones: "¿Has visto lo que ha hecho Rafinha en el minuto 18? Se ha metido dos metros más hacia dentro y ha cerrado ese pasillo por el que se nos estaban colando...". No, yo no lo había visto. Tiene una memoria casi fotográfica que le permite recordar y analizar todo lo que ha ocurrido en el partido y evoca inevitablemente la mente de Rafa Nadal, un tenista capaz de rememorar cada bola y cada punto de sus partidos, su trascendencia, el error que cometió él o su contrincante y lo que significó aquella jugada, y recordarlo mucho tiempo después de ocurrido. De manera parecida, Guardiola se acuerda de cada jugada: cómo ha sido, qué ha sucedido, quién ha intervenido y qué consecuencias ha tenido. En cambio, cero en estadísticas.

—Habéis tenido poca posesión, un 63% —le digo.
—¿Ah, sí? ¡Caramba!—, responde.

—Pero Starke ha dado más toques de balón y más pases que cualquier jugador del Hoffenheim...
—¿Ah, sí? ¡Caramba! Es la hostia...

Las estadísticas no le gustan. Lo que le apasiona es el juego en sí y su análisis posterior: "¿Has visto lo listo que es Philipp [Lahm]? ¡Cómo se gira el tío, cómo guarda el balón y divide al contrario!". O bien: "Tengo que hablar con Toni [Kroos]  porque contra el Manchester United seguramente no podrá hacer ese movimiento de controlar y girar a la derecha porque se lo pillarán y nos montarán un contragolpe".

Llama a Carles Planchart para que se acerque a la mesa: "Carles, mañana por la mañana ten preparado un corte de vídeo de la jugada del minuto 36 que me has comentado. Quiero enseñarle al central cómo mejorar la manera de perfilarse cuando temporiza al atacante".

En esa media hora prodigiosa, de pie en un rincón del restaurante, haciendo gestos como si estuviera aún en el banquillo, Pep reproduce todo el partido recién disputado. Lo desgrana. Le hace la autopsia músculo a músculo, tendón a tendón, hasta dejar el esqueleto limpio. Analiza a sus jugadores, a los contrarios, las fases que ha tenido el partido, los porqués de cada acción, cómo han llegado los goles, pero no me refiero a la ejecución del remate final, sino a cómo se gestaron desde el inicio, lo que a veces significa remontarse a minutos antes de la acción concreta.

Mezcla partidos. Mientras radiografía el encuentro recién acabado ya explica cómo será el siguiente, cómo entrenará el equipo durante la semana, a quién dará descanso. Vuelve atrás, sigue comiendo trozos de queso, casi no prueba el champán, acuerda con Domènec Torrent que para el próximo partido han de ensayar un lanzamiento de falta muy concreto. Se abraza a Robben, que es un padrazo y viene a despedirse con sus tres niños rubios, hermosos como soles, y aprovecha para recordarle que ese desborde que ha hecho con la pierna derecha en el minuto 80 ha de repetirlo más veces. De pronto, comenta su admiración por Roger Schmidt, el entrenador del Red Bull Salzburg, y disecciona el juego del equipo campeón de Austria: cómo presionan sus delanteros, cómo saltan hacia delante los laterales y qué posiciones ocupan en ese momento los dos mediocentros.

Mezcla partidos. Mientras radiografía el encuentro recién acabado ya explica cómo será el siguiente, cómo entrenará el equipo durante la semana, quién descansará
Mientras lo explica de una forma tan detallada que podría parecer que mañana mismo va a jugar contra el Salzburg, intento buscar la razón por la que, de pronto, Pep ha desembocado en el análisis de este equipo. Claro que dos minutos más tarde está hablando del pase por alto que Iniesta ha dado a la espalda de los centrales contrarios en el partido que esta misma tarde ha jugado el Barça contra el Espanyol...
—Pero ¿cuándo has visto tú esta jugada? —, le pregunto.
—En un pasillo. ¡Qué maravilla! Andrés es un genio... —, responde.

Esta media hora de Pep es una joya porque en ella se resume su auténtica pasión: descifra el juego, aplica una autocrítica contundente, analiza la globalidad del partido y, al mismo tiempo, los detalles, propone mejoras, lo combina con otros encuentros o equipos, prevé los próximos pasos, los futuros partidos, los siguientes rivales y cómo enfrentarse a ellos. ¿He dicho alguna vez que Guardiola es, sobre todo, un resultadista feroz? Esta media hora de champán y parmesano es un monumento a la pasión por el fútbol, pero también una lección de clarividencia y pragmatismo.

Una noche me acompañaba Patricia González, la jovencísima seleccionadora femenina sub 19 de Azerbaiyán. Durante la cena, Pep la miró fijamente y le dijo: "PATRICIA,TE DARÉ UN CONSEJO: PON SIEMPRE A LOS BUENOS... SIEMPRE. La joven entrenadora le hizo una pregunta que tenía miga: "¿QUIÉNES SON LOS BUENOS, PEP, LOS MÁS FAMOSOS?". La respuesta fue precisa: "NO, LOS BUENOS DE VERDAD SON LOS QUE NUNCA PIERDEN EL BALÓN. LOS QUE PASAN EL BALÓN Y NO LO PIERDEN. ESOS SON LOS BUENOS. Y SON LOS QUE TIENEN QUE JUGAR AUNQUE TENGAN MENOS NOMBRE QUE OTROS".